Mayonesa casera

Pocas cosas hay más ricas y fáciles que una mayonesa casera. Y además, es súper sana: bien cargadita de grasas saludables gracias al huevo y al aceite de oliva virgen extra. Y nada de preocuparse de las grasas ni de comprar 0%. Si tienes dudas, léete mi artículo sobre las grasas, por qué y cuáles son saludables.

Tu mayonesa casera, además, estará lista en menos de 10 minutos y puedes "tunearla" con la hierba o especia que más te guste. Por ejemplo, si te gusta el picante, compra una lata de chiles chipotle y añade uno o dos (no más salvo que seas mexicano o tailandés) o échale un poco de mostaza de Dijon. Si quieres mezclar con pescado o marisco, te recomiendo echarle unas ramas de cilantro. Si buscas colores divertidos, añade una cucharadita de cúrcuma o un trocito de remolacha. Diviértete, que es tu mayonesa.

Mayonesa casera

TIEMPO TOTAL: 7 MINUTOS

INGREDIENTES

mayonesa.jpg
  • 1 huevo
  • zumo de 1/2 limón
  • aceite de oliva virgen extra
  • una pizca de sal

INSTRUCCIONES

  • Casca el huevo (no en el recipiente en el que vayas a batir), añade el zumo de medio limón y una pizca de sal. Ve añadiendo aceite y batiendo al mismo tiempo hasta que consigas la textura y densidad que te gusten. Será bastante aceite; no tengas miedo.
  • Si quieres darle sabor, añade ajo (tendrás una especie de alioli), cúrcuma, perejil, cilantro, chile chipotle. Lo que tú quieras. ¡Es tu mayonesa!

Se conserva en la nevera, bien tapada, unos 3-4 días sin problema.