Hummus de garbanzos

Sencillo, rápido, eficaz. Así es el tradicional hummus de garbanzos. Lo puedes conservar 3-4 días en la nevera o congelarlo y tenerlo listo para picoteo cuando viene gente a casa. ¡Triunfa siempre! Y yo aconsejo tomarlo con crudités (trocitos de verduras crudas) de pimiento rojo, apio, colirrábano, zanahoria, etc.

Al tomarlo con el pimiento rojo crudo, que tiene más vitamina C que la naranja, absorberás mucho mejor el hierro de los garbanzos. Además, el tahini o puré de sésamo aporta una buena cantidad de calcio. Pero esto solo son detalles sin importancia comparados con el sabor.  

 
hummus-garbanzos.jpg
 

Hummus de garbanzos

INGREDIENTES

  • 240 g de garbanzos cocidos
  • 1 C bien colmada de tahini (puré de sésamo)
  • zumo de 1/2 limón
  • 1/3 diente de ajo (no muy grande)
  • sal y pimienta
  • pimentón dulce y un chorrito de AOVE para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Si son secos, pon los garbanzos a remojo la noche anterior con una cucharadita de bicarbonato (el triple de agua que de garbanzos). Cuece los garbanzos en abundante agua hasta que estén blandos (desde 20 minutos con la olla a presión hasta 2 horas en una olla convencional). No eches la sal hasta el final o se te quedarán duros. No tires el agua de cocción.
  • Añade todos ingredientes y tritura hasta que consigas la textura deseada. Si fuese necesario, puedes ir añadiendo un poquito de agua de cocer los garbanzos hasta que esté todo bien triturado.
  • Decora con pimentón dulce y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.