Verduras 3 en 1

Hoy quería recordarte la importancia de organizarse en la cocina, de estar preparado y, sobre todo, de tener imaginación para ahorrarte trabajo al cocinar. Espero que esta “receta” te sirva de inspiración para otras muchas que se te puedan ocurrir a ti utilizando este “método”.

Como ves en la foto, el primer plato son solo verduras y hortalizas; al segundo, le añadimos el pollo mechado y la mezcla de especias; y al tercero, le echamos la leche de coco. Tres platos en uno cocinando solo una vez.

Sé que suena muy obvio, pero el primer paso para comer saludable es estar preparado y organizarse: tener la despensa, la nevera y el congelador llenos de comida que te ayude a conseguir tus objetivos. En este caso, pude improvisar porque tenía guisantes y brócoli congelados, una lata de leche de coco y varias especias.

Verduras 3 en 1

INGREDIENTES

  • 1 cebolla morada en rodajas

  • 1 zanahoria en rodajas

  • 250g de guisantes (valen congelados)

  • 300g de brócoli (vale congelado)

  • pollo mechado

  • 1 lata de leche de coco

  • curry o la mezcla de especias que te guste

  • sal y pimienta

  • caldo de pollo (o agua)

INSTRUCCIONES

  • Saltea la cebolla en un fondo de AOVE hasta que esté transparente. Utilizo la cebolla morada para darle color y aporta nutrientes distintos, pero puedes usar otra o lo blanco del puerro.

  • Añade la zanahoria y saltea otros 5 minutos.

  • Incorpora los guisantes y el brócoli (estos eran congelados). Echa 1/2 vaso de caldo (o agua), tapa y cuece las verduras hasta que alcancen el punto que te guste. Yo prefiero dejarlas un poco crujientes y que no pierdan su color. El caldo le da mucho más sabor y aporta nutrientes muy interesantes, especialmente para tu salud intestinal (sobre todo si lo has dejado cocer suficientes horas para extraer todo el colágeno, otros aminoácidos y los minerales de los huesos).

  • ¡Ya tienes el primer plato! Esta será la base para los otros dos, así que no te olvides de hacer mucha cantidad. Acuérdate de que lo puedes congelar. 😉

  • Ahora vamos al por el segundo: Echa la mezcla de especias (o el curry) y sofríe 1-2 minutos más.

  • Aprovecha el esqueleto del pollo (u otras partes) de haber hecho caldo y deshazlo en tiras (puedes sacar hasta 300 y pico gramos). Vamos a saltearlo con las verduras ya cocinadas. ¡Ya tienes el segundo plato!

  • Y para hacer el tercer y último plato, solo vierte el contenido de una lata de coco (fíjate que los ingredientes sean solo coco —al menos un 60%— y agua). Añade más especias/curry y ajusta de sal y pimienta. ¡Listo: ya tienes tu tercer plato!

¿Te ha gustado este 3 en 1? Con uno solo esfuerzo puedes comer tres veces y cada vez será un plato distinto. Dime qué te ha parecido en los comentarios.