bebidas y de cuchara

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

Con este frío, apetece mucho un chocolate caliente a la taza. No suelo tomarlo mucho pero sé que a algunas personas les encanta. Así que aprovechando que en Reyes estuve buscando una receta sin lácteos y sin gluten (hay quien lo espesa con harina pero prefiero reducir las harinas), aquí os la traigo. Como veis, tiene una textura muy untuosa y sin grumos. Tampoco tiene casi azúcar añadido: la clave está en que se utiliza boniato asado para espesar y endulzar. El azúcar que lleva es el que contiene el propio chocolate que uso para hacerlo.

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

INGREDIENTES (para 3-4 tazas)

  • 1 boniato asado pequeño

  • 150 g de chocolate negro 85% (añade más cantidad si queda poco chocolateado o también puedes añadir cacao en polvo si no quieres endulzar más)

  • bebida vegetal, leche o agua hasta conseguir consistencia

  • 1 pizca de canela

  • 1 pizca de sal sin refinar

INSTRUCCIONES

  • Necesitas tener un boniato asado. Para ello, corta el boniato en dos a lo largo y ásalo en el horno a 185 ºC durante 40 minutos. Aprovecha para asar más cantidad y otras verduras (calabaza, pimientos, etc.).

  • Añade el boniato (sin piel), el chocolate y la bebida que prefieras en un cazo y calienta a fuego medio. Incorpora más bebida si queda poco líquido o demasiado fuerte. Añade la canela y la sal. ¡Listo!

Crema de boniato con granada

sweet potato, boniato, batata, camote, granada, sopa

Crema de boniato con granada

INGREDIENTES

  • 3 boniatos grandes asados

  • 1 calabaza mediana (1 Kg) asada

  • 1 puerro (parte blanca) picado

  • 250 ml de caldo (o agua)

  • 1 lata de leche de coco (opcional)

  • 2 C de cúrcuma en polvo

  • sal y pimienta negra

  • AOVE

  • 1/2 granada desgranada

  • coco rallado (opcional)

  • pipas de calabaza (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Asa los boniatos y la calabaza en el horno a 185 ºC durante unos 40-45 minutos. Solo pártelos a la mitad, a lo largo, y colócalos con la piel hacia arriba sobre una bandeja con papel de horno.

  • Sofríe el puerro con un poco de AOVE.

  • Echa los boniatos y la calabaza y añade la mitad del caldo. Tritura con una batidora y ve añadiendo caldo si hace falta para ajustar la textura. Si vas a añadir la leche de coco, necesitarás menos caldo (o agua).

  • Incorpora ahora la leche de coco, la cúrcuma y salpimienta. Vuelve a batir y ya tienes tu crema lista.

  • Decora con la granada, las pipas de calabaza ligeramente tostadas en una sartén y el coco rallado.

Chai: el auténtico té indio casero (también sin lácteos)

Para hacer el delicioso té indio chai, el chai masala más exactamente, necesitas al menos 5 especias. Digo al menos porque hay versiones y variaciones según la zona y tantas recetas como familias en la India. De hecho hablaré también de otras 3 especias que suelen usarse.

 
Foto de  Faith Durand

Foto de Faith Durand

 

La palabra chai quiere decir  y masala o massala, mezcla de especias. La especia reina es el cardamomo, con esa fragancia inconfundible. Las otras cuatro principales son:

  • la canela en rama: aporta dulzor y calidez;
  • el hinojo en semillas: da un toque ligeramente anisado;
  • el jengibre fresco: infunde intensidad y una nota de frescor;
  • la pimienta negra en grano: potencia el lado picante.

Pero también podemos añadir estas otras:

  • clavo entero: con su intensidad inconfundible;
  • cilantro en semillas: suave y dulce con un toque cítrico;
  • anís estrellado: el sabor anisado por excelencia y más fuerte que el del hinojo.

Chai auténtico

INGREDIENTES

  • 180 ml agua
  • 60 ml de leche (o agua o bebida vegetal sin edulcorantes)
  • 2 vainas de cardamomo (machacadas)
  • 2-3 finas rodajas de jengibre fresco (con piel si es ecológico)
  • 1-2 ramitas de canela (del tamaño de medio pulgar o algo menos cada una)
  • 1/4 c de hinojo en semillas
  • 2-3 granos de pimienta negra
  • 1 c y 1/2 de hojas de té negro (Assam o Ceylon; si no, English Breakfast)
  • miel al gusto

INSTRUCCIONES

  • Pon en un cazo el agua y la leche. Antes de que hierva, añade el cardamomo, el jengibre, la canela, el hinojo y la pimienta. Hierve a fuego bajo durante unos minutos, hasta que desprenda olor. 
  • Cuando ya hierve, añade las hojas de té y deja hervir a fuego lento durante 1 minuto; después apaga el fuego y déjalo reposar otros 2 minutos.
  • Cuélalo y endulce a tu gusto.

CONSEJOS

  • En la versión con agua o leche vegetal, para darle más consistencia, puedes añadir unos 100 g de anacardos (en remojo toda la noche o en agua hirviendo 1 hora) y mezclarlo bien en la batidora.
  • Para un toque todavía más larpeiro o goloso, añade un poco de crema de coco montada o de nata montada si toleras bien los lácteos. Échale un poquito de canela por encima y a degustar.

Chai masala con anís

INGREDIENTES

  • 180 ml agua
  • 180 ml de leche (o agua o bebida vegetal)
  • 2-4 vainas de cardamomo (machacadas)
  • 1-2 rodajas finas de jengibre fresco (con piel si es ecológico)
  • 1 rama de canela (del tamaño de medio pulgar o algo menos)
  • 1 estrella de anís
  • 1 c y 1/2 de hojas de té negro (Assam o Ceylon; si no, English Breakfast)
  • miel al gusto

INSTRUCCIONES

  • Pon en un cazo el agua con el cardamomo, el jengibre, la canela y el anís. Hierve a fuego bajo durante unos minutos, hasta que desprenda olor. 
  • Añade la leche y las hojas de té y deja hervir a fuego lento durante 1 minuto; después apaga el fuego y déjalo reposar otros 2 minutos.
  • Cuélalo y endulce a tu gusto.

Crema de calabaza y almendras con cúrcuma

Date prisa en preparar esta receta porque a la temporada de la calabaza le queda un suspiro. De hecho, esta crema la preparé hace unos días con las últimas piezas de butternut o calabaza violín que me dio Roberto, mi nuevo agricultor de referencia, que apenas hace un año dejó su trabajo para crear su huerta ecológica en Dorneda, en las afueras de A Coruña. Producto local, de temporada y ecológico. ¡¿Qué más se puede pedir?!

Esta vez añadí una granola salada para hacer un plato más completo y aportar una textura crujiente que contrasta con la untuosidad de la crema. En breves colgaré la receta de mi versión de la granola salada.

 
crema_calabaza_almendra_curcuma_1.jpg
 

Crema de calabaza y almendras con cúrcuma

TIEMPO TOTAL: 15 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 1 calabaza violín (butternut) pequeña en puré

  • 500 ml de caldo de pollo (o agua)

  • almendra en polvo (hasta alcanzar la textura deseada)

  • 1 c de cúrcuma

  • 1/2 c de pimienta negra

  • 1/2 c de hinojo en polvo

  • 1/2 c de jengibre en polvo

  • sal

PASOS

  • Lo ideal es tener el puré congelado. Si no es así, precaliente el horno a 170 ºC. Corta la calabaza a lo largo y coloca las dos mitades boca abajo en una bandeja recubierta de papel de horno. Cocínala durante 20-35 minutos según el tamaño y la potencia de tu horno. Estará a punto cuando puedas atravesar con un cuchillo la piel de la calabaza sin resistencia.

  • Pon el caldo (o agua) a hervir. Cuando hierva, añade el puré de calabaza y remueve bien para que se mezcle. Unos 3-4 minutos.

  • A continuación, añade almendra en polvo hasta que adquiera la textura que te guste. Vete mezclando y no te pases con la almendra, ya que irá ganando consistencia según se mezcle. Unos 5 minutos.

  • Añade ahora las especias y ajusta de sal.

Batido de remolacha y aguacate

Este batido o smoothie es casi más una sopa fría en realidad. Podríamos compararlo al gazpacho nuestro de toda la vida. Lo bueno es que la remolacha tiene ese punto dulce, que para empezar el día puede resultar más fácil. Y además, ayuda a iniciar bien la digestión.

La cúrcuma, la especia principal en el curry indio, tiene numerosas propiedades demostradas científicamente: antiinflamatorio, mejora la piel, antidepresivo, anticoagulante... Pero, vamos, que la razón principal es su sabor y el toque especial que le da. No se trata de comer las cosas por lo que podrían hacer, sino por el mero hecho de disfrutar de la comida y descubrir sabores nuevos.

batido_remolacha.jpg

Batido remolacha y aguacate

TIEMPO TOTAL: 10 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 1/2 remolacha (cocida si quieres más dulzor)

  • 1/4 aguacate

  • 1 rodaja pequeña de pimiento rojo

  • 1/2 c de cúrcuma

  • 1 C de zumo de limón

  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra

  • sal y pimienta al gusto

  • agua

INSTRUCCIONES

  • Simplemente mete todo en la batidora y tritura. Añade agua hasta alcanzar la textura que te guste.

Batido verde con alga dulse

Yo no soy muy de batidos, pero todas las personas somos distintas, así que quiero acompañar esta receta de varias razones por las que te puede apetecer empezar el día con un batido verde:

  1. Un batido es la manera más fácil y rápida de darle a tu cuerpo una gran cantidad de ingredientes sanos a tu cuerpo.

  2. Si te cuesta tomar verduras de hoja verde, base de una dieta sana, aquí podrás añadir todas las que quieras: canónigos, espinacas, repollo, kale, lechuga, etc.

  3. Es una buena manera de hidratarte después de toda la noche, sobre todo si te tomas un par de vasos de agua mientras lo vas preparando.

  4. Olvídate de manchar sartenes y cacerolas y de tener que fregar después.

  5. Ah, y todos los potenciales beneficios que solo sabrás si son verdad tomándote tu batido con regularidad: darte más energía, conseguir una piel más suave y brillante, ayudarte con otros antojos menos sanos, etc.

¿Te he convencido?

Además, esta receta lleva un plus: el alga dulse, como otras algas, es rica en yodo, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Y le da un saborcillo entre tostado y ahumado muy interesante. Con las algas, como dicen en inglés a little goes a long way, es decir, que con un poquito basta. Son alimentos tan concentrados en nutrientes que no conviene abusar.

alga_dulse.jpg

Batido verde con alga dulse

TIEMPO TOTAL: 10 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 1 buen puñado de verdura de hoja verde: canónigos, espinacas, kale, repollo, lechuga, etc.

  • 1 manzana verde sin corazón

  • 1/2 aguacate

  • 1/2 plátano (opcional para añadir más dulzor)

  • 1 C de zumo de limón

  • 2 o 3 trocitos de alga dulse

INSTRUCCIONES

  • Simplemente mete todo en la batidora y tritura. Añade agua hasta alcanzar la textura que te guste.

Gazpacho andaluz

Varias personas me han preguntado por mi receta del gazpacho desde que colgué la foto en Instagram. Para nosotros el gazpacho es una sopa fría, aunque hoy con las modas estadounidenses podríamos llamarla "smoothie".  

La receta que yo uso es una pequeña modificación de la de mi madre, y la suya la ha mejorado tras años veraneando en Andalucía, de donde viene la receta original. Lo que yo he hecho es aumentar la cantidad de aceite de oliva virgen extra para darle un buen chute de grasas sanas.

 
gazpacho.JPG
 

Gazpacho

TIEMPO: 30 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 2 Kg de tomates maduros

  • 1 pepino no muy grande

  • 1 o 2 dientes de ajo

  • 1/2 pimiento verde

  • 1/2 cebolla pequeña

  • 40 g vinagre de manzana

  • 250 g aceite de oliva virgen extra

  • 1 C de sal

INSTRUCCIONES

  • Escalda y pela los tomates. En la foto de abajo puedes ver que, antes de escaldarlos, les hago una cruz con el cuchillo para reducir el tiempo de cocción y que sea más fácil pelarlos. También puedes pelarlos sin escaldarlos.

  • Pela la cebolla y el ajo y corta todos los ingredientes.

  • Añade la sal, el vinagre y el aceite.

  • Mezcla muy bien en la batidora.

  • Añade un poco de agua si es necesario para alcanzar la consistencia que te guste.

El gazpacho está rico bien frío, así que intenta prepararlo el día anterior. O déjalo más espeso y échale unos cuantos cubitos de hielo.

También puedes añadirle un aguacate para conseguir una consistencia más cremosa y tomar todavía más grasas saludables.

¡Que aproveche!

gazpacho_ingredients.JPG