receta

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

Con este frío, apetece mucho un chocolate caliente a la taza. No suelo tomarlo mucho pero sé que a algunas personas les encanta. Así que aprovechando que en Reyes estuve buscando una receta sin lácteos y sin gluten (hay quien lo espesa con harina pero prefiero reducir las harinas), aquí os la traigo. Como veis, tiene una textura muy untuosa y sin grumos. Tampoco tiene casi azúcar añadido: la clave está en que se utiliza boniato asado para espesar y endulzar. El azúcar que lleva es el que contiene el propio chocolate que uso para hacerlo.

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

INGREDIENTES (para 3-4 tazas)

  • 1 boniato asado pequeño

  • 150 g de chocolate negro 85% (añade más cantidad si queda poco chocolateado o también puedes añadir cacao en polvo si no quieres endulzar más)

  • bebida vegetal, leche o agua hasta conseguir consistencia

  • 1 pizca de canela

  • 1 pizca de sal sin refinar

INSTRUCCIONES

  • Necesitas tener un boniato asado. Para ello, corta el boniato en dos a lo largo y ásalo en el horno a 185 ºC durante 40 minutos. Aprovecha para asar más cantidad y otras verduras (calabaza, pimientos, etc.).

  • Añade el boniato (sin piel), el chocolate y la bebida que prefieras en un cazo y calienta a fuego medio. Incorpora más bebida si queda poco líquido o demasiado fuerte. Añade la canela y la sal. ¡Listo!

Tortitas de harina de castaña (sin gluten, sin lácteos, sin cereales)

Yo solía hacer mis tortitas de plátano, pero debo reconocer que esta receta que tomo prestada de Monstre Reus, dietista especializada en hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes está más rica. Sobre todo, que al no llevar plátano es más versátil y se puede usar tanto con dulce como con salado.

Y hablando de su versatilidad, estas tortitas no llevan cereales ni lácteos, así que son aptas para aquellas personas con inflamación y enfermedades crónicas, especialmente con problemas de dolores articulares. La base de las tortitas es la harina de castaña, un producto muy extendido en Galicia y en prácticamente toda la Península Ibérica. Es cierto que esta harina no es barata, pero la calidad de los hidratos de carbono que aporta para mí lo justifica. Por otro lado, si no tienes ninguna patología autoinmune, puedes utilizar otra harina integral más barata. Personalmente, prefiero opciones sin gluten como la harina de trigo sarraceno (también llamado alforfón) pero desde luego recomiendo la avena, la espelta y el centeno (siempre integrales) antes que el trigo.

Bueno, basta de rollos. Vamos allá. Espero que te guste la receta y que la pruebes esta misma semana: desayuno, merienda, cena… Tú eliges. 😛

pancake, castañas, sin gluten

Tortitas de harina castaña

INGREDIENTES

  • 2 C grandes de harina de castañas

  • 1 huevo ecológico batido

  • 1 pizca de canela

INSTRUCCIONES

  • Bate bien el huevo e incorpora las dos cucharadas soperas de harina de castañas y la canela. Remueve bien y añade un poco de agua (caldo o bebida vegetal) si las consistencia es demasiado espesa (debería ser como miel líquida más o menos).

  • Echa un poco de AOVE en una sartén antiadherente, deja que se caliente a fuego medio-alto y vierte entonces la mezcla. Extiéndela bien por toda la sartén para que no quede demasiado gruesa. Tapa y deja 4-5 minutos o hasta que salgan burbujitas por arriba. Dale la vuelta y deja 3-4 minutos más.

  • Puedes usarla como wrap para meterle pollo y verduras o como en mi foto del desayuno acompañada de fruta. Me gusta acompañar este desayuno de una buena taza de caldo limpio o un huevo a la plancha, para añadir más proteína de calidad y conseguir una mezcla de dulce y salado que sea más saciante.

Crema de boniato con granada

sweet potato, boniato, batata, camote, granada, sopa

Crema de boniato con granada

INGREDIENTES

  • 3 boniatos grandes asados

  • 1 calabaza mediana (1 Kg) asada

  • 1 puerro (parte blanca) picado

  • 250 ml de caldo (o agua)

  • 1 lata de leche de coco (opcional)

  • 2 C de cúrcuma en polvo

  • sal y pimienta negra

  • AOVE

  • 1/2 granada desgranada

  • coco rallado (opcional)

  • pipas de calabaza (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Asa los boniatos y la calabaza en el horno a 185 ºC durante unos 40-45 minutos. Solo pártelos a la mitad, a lo largo, y colócalos con la piel hacia arriba sobre una bandeja con papel de horno.

  • Sofríe el puerro con un poco de AOVE.

  • Echa los boniatos y la calabaza y añade la mitad del caldo. Tritura con una batidora y ve añadiendo caldo si hace falta para ajustar la textura. Si vas a añadir la leche de coco, necesitarás menos caldo (o agua).

  • Incorpora ahora la leche de coco, la cúrcuma y salpimienta. Vuelve a batir y ya tienes tu crema lista.

  • Decora con la granada, las pipas de calabaza ligeramente tostadas en una sartén y el coco rallado.

Verduras 3 en 1

Hoy quería recordarte la importancia de organizarse en la cocina, de estar preparado y, sobre todo, de tener imaginación para ahorrarte trabajo al cocinar. Espero que esta “receta” te sirva de inspiración para otras muchas que se te puedan ocurrir a ti utilizando este “método”.

Como ves en la foto, el primer plato son solo verduras y hortalizas; al segundo, le añadimos el pollo mechado y la mezcla de especias; y al tercero, le echamos la leche de coco. Tres platos en uno cocinando solo una vez.

Sé que suena muy obvio, pero el primer paso para comer saludable es estar preparado y organizarse: tener la despensa, la nevera y el congelador llenos de comida que te ayude a conseguir tus objetivos. En este caso, pude improvisar porque tenía guisantes y brócoli congelados, una lata de leche de coco y varias especias.

Verduras 3 en 1

INGREDIENTES

  • 1 cebolla morada en rodajas

  • 1 zanahoria en rodajas

  • 250g de guisantes (valen congelados)

  • 300g de brócoli (vale congelado)

  • pollo mechado

  • 1 lata de leche de coco

  • curry o la mezcla de especias que te guste

  • sal y pimienta

  • caldo de pollo (o agua)

INSTRUCCIONES

  • Saltea la cebolla en un fondo de AOVE hasta que esté transparente. Utilizo la cebolla morada para darle color y aporta nutrientes distintos, pero puedes usar otra o lo blanco del puerro.

  • Añade la zanahoria y saltea otros 5 minutos.

  • Incorpora los guisantes y el brócoli (estos eran congelados). Echa 1/2 vaso de caldo (o agua), tapa y cuece las verduras hasta que alcancen el punto que te guste. Yo prefiero dejarlas un poco crujientes y que no pierdan su color. El caldo le da mucho más sabor y aporta nutrientes muy interesantes, especialmente para tu salud intestinal (sobre todo si lo has dejado cocer suficientes horas para extraer todo el colágeno, otros aminoácidos y los minerales de los huesos).

  • ¡Ya tienes el primer plato! Esta será la base para los otros dos, así que no te olvides de hacer mucha cantidad. Acuérdate de que lo puedes congelar. 😉

  • Ahora vamos al por el segundo: Echa la mezcla de especias (o el curry) y sofríe 1-2 minutos más.

  • Aprovecha el esqueleto del pollo (u otras partes) de haber hecho caldo y deshazlo en tiras (puedes sacar hasta 300 y pico gramos). Vamos a saltearlo con las verduras ya cocinadas. ¡Ya tienes el segundo plato!

  • Y para hacer el tercer y último plato, solo vierte el contenido de una lata de coco (fíjate que los ingredientes sean solo coco —al menos un 60%— y agua). Añade más especias/curry y ajusta de sal y pimienta. ¡Listo: ya tienes tu tercer plato!

¿Te ha gustado este 3 en 1? Con uno solo esfuerzo puedes comer tres veces y cada vez será un plato distinto. Dime qué te ha parecido en los comentarios.

Merluza al sake con mejillones y wakame

merluza, hake, mejillones, mussles, wakame

Merluza al sake con mejillones y wakame

INGREDIENTES

  • 2 filetes de merluza

  • 6-8 mejillones frescos (o en conserva al natural)

  • repollo cortado en juliana

  • 2/3 de vasito de sake (o vino blanco)

  • 1 trocito de jengibre fresco picado

  • 1 diente de ajo picado

  • puerro picado (opcional)

  • 1/2 C de alga wakame seca (hidratada en agua)

  • salsa de soja

  • AOVE

INSTRUCCIONES

  • En una olla con un fondo de agua y una hoja de laurel, lleva a ebullición el agua, echa los mejillones frescos y tapa. Deja que el vapor los abra totalmente. Sácalos de las conchas y reserva.

  • Mete los copos de alga wakame en un cuenco con agua para que se hidrate.

  • En una sartén grande con tapa, echa un chorrito de AOVE y saltea 2-3 minutos el ajo y el jengibre (puedes añadir un poco de puerro picado también y saltearlo).

  • Añade ahora el repollo en juliana y saltea 3-4 minutos.

  • Echa ahora un chorrito de salsa de soja, remueve y tapa 1-2 minutos para que siga haciéndose el repollo y coja sabor.

  • Coloca ahora la merluza encima del repollo y echa el sake. Tapa y deja cocer unos 5-7 minutos dependiendo del grosor de los filetes.

  • Cuando la merluza esté casi hecha, apaga el fuego, añade el alga wakame y los mejillones. Tapa y deja 3-4 minutos para que se termine de hacer.

Ferrero Ramón

Creo que no necesito palabras para convencerte de que pruebes los Ferrero Ramón. Solo una foto para convencerte. O dos…

Ferrero Ramón

INGREDIENTES

  • nueces de macadamia tostadas

  • dátiles Medjool deshuesados

  • chocolate 80% (el % según tu gusto pero mínimo 70%)

  • almendras en trocitos

INSTRUCCIONES

  • Derrite el chocolate en un cazo pequeño.

  • Tuesta las nueces en una sartén.

  • Deshuesa los dátiles.

  • En un cuenco pequeño pon las almendras en trocitos.

  • Mete una nuez tostada dentro de un dátil y haz una bola con las palmas de las manos para que el dátil envuelva la nuez completamente. Mete ahora la bola en el chocolate derretido y muévela para que quede bien envuelta. Pon la bola en el cuenco con almendras y mueve el cuenco para que se cubra bien de los trocitos de almendra.

  • Yo las guardo inmediatamente en el congelador para que se endurezcan. Luego ya las puedes guardar en un tupper en la nevera.

Guacamole de manzana

Guacamole de manzana

La compota de manzana es uno de los alimentos básicos de mi nevera. La puedes congelar, así que te recomiendo coger 4-5 manzanas (puedes aprovechar las que se estén quedando pochas), pelarlas, quitarles el corazón y dejarlas a fuego bajo. En 20 minutos tienes la compota lista. Además de súper fácil de preparar, de estar muy rica y de servir para endulzar de manera natural, es un gran prebiótico, es decir, que alimenta a las bacterias beneficiosas (los probióticos).

Esta receta es perfecta para quienes les gusta desayunar dulce, como merienda o casi hasta de postre. El toque de los tomates deshidratados es crucial.

guacamole

Guacamole de manzana

INGREDIENTES

  • 1 aguacate

  • 80 g de compota de manzana

  • zumo de 1/2 limón

  • 3-4 tomates deshidratados

  • 1 c de miel

  • 1/2 c de ajo en polvo

  • 3 C de AOVE

  • sal y pimienta

INSTRUCCIONES

  • Corta los tomates deshidratados en trocitos pequeños.

  • Pela y machaca el aguacate con un tenedor.

  • Mezcla bien todos los ingredientes.

  • Puedes adornar con un poco de cilantro picado y trocitos de tomate y pimiento crudos.

Revuelto de frutos secos con especias

Este revuelto (o granola) de frutos secos con especias es infalible. ¿Sabes lo de abrir una bolsa de patatas fritas y no poder parar? Pues lo mismo ocurre cuando abro este bote. 🙈 La diferencia es que esto es hecho en casa, así que nosotros controlamos los ingredientes. ¿Lo mejor? Que puedes jugar con las especias y sorprender a tus amigos (y a tu paladar) en cada nueva visita. 

Esta mezcla lleva 4 frutos secos distintos (almendras, nueces, avellanas y cacahuetes) pero puedes cambiarlos por otros que te gusten más o por semillas. Por cierto, como curiosidad, los cacahuetes no son frutos secos sino legumbres como los garbanzos o las lentejas. 

 
granola-salada-frutos-secos.JPG
 

Revuelto de frutos secos con especias

INGREDIENTES

  • 100 g de cada: almendras, nueces, avellanas y cacahuetes en este caso.

  • 2 C de AOVE

  • 1 C y 1/2 de miel o sirope de arce

  • 2 c de sal

  • 1 c de pimentón dulce

  • 2 c de comino en polvo

  • 1 pizca de cayena o pimentón picante

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 180 ºC.

  • Rompe las nueces en trozos más pequeños. El resto de frutos secos pueden ir enteros o puedes romperlos un poco también. Yo solo troceo las nueces.

  • Mezcla bien todos los ingredientes en un cuenco grande.

  • Colócalos en una bandeja de horno sobre una hoja de papel sulfurizado y hornea durante 10 minutos. A los 5 minutos remuévelos para que se hagan por todos lados y no se quemen.

  • Déjalos enfriar fuera del horno. Al llegar a temperatura ambiente la miel y el aceite se secarán y quedarán relativamente pegados unos a otros.

  • Conserva en un recipiente hermético fuera de la nevera hasta 7 días.

Hummus de garbanzos

Sencillo, rápido, eficaz. Así es el tradicional hummus de garbanzos. Lo puedes conservar 3-4 días en la nevera o congelarlo y tenerlo listo para picoteo cuando viene gente a casa. ¡Triunfa siempre! Y yo aconsejo tomarlo con crudités (trocitos de verduras crudas) de pimiento rojo, apio, colirrábano, zanahoria, etc.

Al tomarlo con el pimiento rojo crudo, que tiene más vitamina C que la naranja, absorberás mucho mejor el hierro de los garbanzos. Además, el tahini o puré de sésamo aporta una buena cantidad de calcio. Pero esto solo son detalles sin importancia comparados con el sabor.  

 
hummus-garbanzos.jpg
 

Hummus de garbanzos

INGREDIENTES

  • 240 g de garbanzos cocidos
  • 1 C bien colmada de tahini (puré de sésamo)
  • zumo de 1/2 limón
  • 1/3 diente de ajo (no muy grande)
  • sal y pimienta
  • pimentón dulce y un chorrito de AOVE para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Si son secos, pon los garbanzos a remojo la noche anterior con una cucharadita de bicarbonato (el triple de agua que de garbanzos). Cuece los garbanzos en abundante agua hasta que estén blandos (desde 20 minutos con la olla a presión hasta 2 horas en una olla convencional). No eches la sal hasta el final o se te quedarán duros. No tires el agua de cocción.
  • Añade todos ingredientes y tritura hasta que consigas la textura deseada. Si fuese necesario, puedes ir añadiendo un poquito de agua de cocer los garbanzos hasta que esté todo bien triturado.
  • Decora con pimentón dulce y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Mini muffins de sésamo

Estas mini magdalenas son la merienda o el snack perfecto si te gusta lo dulce pero no quieres tomar harinas ni cereales. Son un sustituto muy bueno de las típicas galletas o bollos industriales y, además, tienen bastante proteína y puedes comerlos para reponer fuerzas después del gimnasio o del entrenamiento. 

mini-muffins-sesamo.JPG

INGREDIENTES

  • 120 g de puré de sésamo (tahini) o de almendras o de cacahuetes

  • 2 plátanos maduros

  • 2 huevos

  • 8 dátiles Medjool (80 g sin hueso)

  • 1 c de bicarbonato

INSTRUCCIONES

  • Enciende el horno a 170 ºC.

  • Quítales el hueso a los dátiles y mételos en el vaso de la batidora junto con los demás ingredientes. Tritura hasta conseguir una textura homogénea.

  • Echa la mezcla en moldes de magdalena y hornea durante 15-25 minutos, según la potencia de tu horno. Tienen que quedar firmes y dorados pero no tostados.

  • Sácalos de los moldes y ponlos en una rejilla para que se enfríen. Se bajarán, pues no tienen harina, pero verás que están buenísimos igualmente.

CONSEJOS

  • Si te gusta que tenga trocitos, reserva uno o dos dátiles, pícalos y añádelos al final a la mezcla antes de echarla en los moldes.

  • Puedes guardarlos en la nevera unos 3-4 días y estarán todavía más ricos el día después de hacerlos.

Ensalada de pepino con emulsión al curry

Para este plato, conviene poner los anacardos a remojo la noche anterior (al menos 8 horas) para que queden más blanditos y sean más digestivos. A esto lo llamamos "activar" los frutos secos (seguro que ya lo haces con las legumbres) y también se debe hacer con las semillas si consumes estos productos muy a menudo.

ensalada-pepino-emulsion-curry.JPG

INGREDIENTES

  • 2 pepinos grandes

  • Unas hojas de menta

  • 1 chorrito de vinagre de manzana (sin pasteurizar)

  • 1 buen puñado de anacardos sin sal ni tostar

  • 1 c de miel

  • 1 c de curry (o más al gusto)

  • 1 C de AOVE

  • 1/2 vaso de bebida de coco (agua u otra bebida vegetal) sin azúcar ni edulcorantes

  • sésamo negro para decorar (o sésamo blanco)

  • sal y pimienta

INSTRUCCIONES

  • Lava, pela y corta los pepinos en rodajas no muy gruesas. Impregna las rodajas con mucha de sal y déjalas soltar el agua unos 20-30 minutos (o hasta 2 horas si te acuerdas de ponerlos antes). Tira el agua que sueltan, lávalos bien bajo el grifo y escúrrelos.

  • Escurre los anacardos: mete 2/3 en el vaso de la batidora y pica y reserva el resto.

  • En el vaso de la batidora donde has puesto los anacardos, añade la bebida de coco, la miel y el curry. Tritura bien. Debe quedar una textura líquida pero con cuerpo. Prueba y ajusta de curry.

  • Coloca las rodajas de pepino en una fuente, cubre con la emulsión de anacardos al curry y espolvorea con los anacardos picados, las semillas de sésamo y las hojas de menta picadas. Adereza con AOVE, vinagre, pimienta y sal.

Sardinas con guacamole de manzana

Este plato conviene comerlo al momento para aprovechar que las sardinas/caballas están recién hechas. Si no tienes tiempo, puedes prepararlo también con sardinillas/caballas en conserva (siempre al natural o en aceite de oliva virgen extra). 

caballa-guacamole-manzana.jpg

INGREDIENTES

  • 8 sardinas o 4 caballas en lomos
  • 80 g de compota de manzana
  • 1 aguacate
  • zumo de 1/2 limón o lima
  • 2 tomates deshidratados (en AOVE)
  • 1 c de miel
  • 1 pizca de ajo en polvo
  • 3 C de aceite de oliva virgen extra  (AOVE)
  • cilantro fresco o perejil (unas hojas)
  • sal no refinada y pimienta

INSTRUCCIONES

  • Pela el aguacate y pártelo en dos. Vacíalo en un cuenco.
  • En el mismo cuenco añade el zumo de limón, el ajo en polvo, la sal y la pimienta, 2 C de AOVE, la miel y la compota. Machaca bien con un tenedor.
  • Pica el tomate y el cilantro (o el perejil) y añádelo a la mezcla, junto con el resto de aguacate. Mezcla con cuidado, sin machacar. 
  • Te aconsejo que hagas más cantidad de pescado para tener para el resto de la semana o para otros platos distintos. En este caso, pon el pescado en una bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado y cocínalo a 150 ºC durante unos 10-15 minutos (con el horno frío). Si haces la cantidad justa para, pon en una sartén unas gotas de AOVE y haz las sardinas/caballas a la plancha por ambos lados. 
  • Coloca las sardinas en una fuente con el guacamole de manzana por encima. ¡A disfrutar!

Curry malayo: mezcla de especias especialidad de Malasia

Hoy os traigo una mezcla de especias especialidad de Malasia: un curry malayo que dará un sabor increíble a cualquier guiso o estofado que queráis preparar. Lo puedes usar para variar de nuestras clásicas lentejas o añadírselo a una crema de calabaza o incluso a un puré de patata y tendrás un plato totalmente diferente. Además, las especias tienen fantásticos beneficios para tu salud y ayudan en la digestión de manera muy interesante. Espero que te guste.

 
curry-malayo.JPG
 

INGREDIENTES

  • 2 C de comino en polvo
  • 2 C de cilantro en polvo
  • 2 c de cúrcuma en polvo
  • 2 c de semillas de hinojo
  • 1/2 c de canela en polvo
  • 1/2 c de semillas de mostaza amarilla
  • 1/4 c de cardamomo en polvo
  •  1/4 c de clavo en polvo (o 3-4 clavos machacados)
  • 1 pizca de cayena en polvo si quieres darle un toque picante

INSTRUCCIONES

  • Tuesta muy ligeramente todas las especias juntas en una sartén hasta que empiecen a desprender los aromas, pero ten mucho cuidado de no quemarlas.

CONSEJOS

  • Haz un sofrito de cebolla, ajo y jengibre, añade la mezcla de especias previamente tostada y échale imaginación a los ingredientes que le quieres echar a tu guiso o estofado. Solo necesitarás un buen caldo para cocerlo todo; o incluso con agua te saldrá buenísimo gracias al sabor y el aroma que confiere esta mezcla de especias.

Ensalada de hinojo, aguacate y eneldo

Esta ensalada es para los días de calorcito o cuando te apetezca tomar algo fresquito y ligero que te sacie e hidrate bien. La combinación de ingredientes suena complicada pero pruébala y te sorprenderá. Está repleta de grasas saludables y de fibra que volverá loca a tu flora intestinal, la cual se ocupará a cambio de tener tu sistema inmunitario siempre a tope. 

INGREDIENTES

  • 1 bulbo pequeño de hinojo

  • 1/2 pepino mediano

  • 1 aguacate

  • 1 C de eneldo fresco picado

  • 1 C de cebollino picado o la parte verde de la cebolleta picada

PARA EL ALIÑO

  • 4 C de aceite de oliva virgen extra

  • 2 C de miel

  • 2 C de zumo de limón

  • sal y pimienta

INSTRUCCIONES

  • Utiliza una mandolina para cortar el hinojo en láminas muy finas. El tamaño y la forma dan igual.

  • Corta el pepino en dos a lo largo y usa de nuevo la mandolina para hacer láminas finas.

  • Pica el eneldo y el cebollino.

  • Mezcla muy bien todos los ingredientes del aliño. Probablemente necesitarás revolver bien con unas varillas o un tenedor para que la miel se disuelva totalmente.

  • Echa todos estos ingredientes en un cuenco grande con el aliño, salpimienta a tu gusto y mezcla.

  • Ahora corta el aguacate en dos, pélalo y sácale el hueso. Córtalo a lo ancho en láminas finas y mézclalo con el resto de ingredientes con cuidado de no machacarlo.

  • Voilà!

Ternera gallega a la mostaza

Si vives en Galicia y puedes comprar ternera gallega, te lo recomiendo. Todo lo local suele ser más fresco y barato, así que no dudes en comprar la variedad de tu zona, aunque no sé si estará tan rica como la carne gallega 😝 Pero lo más importante es que la carnicería sea de confianza y que la carne que vayas a comer haya sido alimentada (al menos al 90%) con pasto, hierba, heno y forraje, nada de cereales ni, por supuesto, piensos. Eso es lo que come una vaca en libertad y la calidad nutricional de la carne será mucho mayor y no tendrás que preocuparte de si causa enfermedades, puesto que es un alimento real, natural, y bien criado.

INGREDIENTES

  • 300 g de ternera gallega en daditos

  • 1 puerro mediano (lo blanco y 2-3 cm de la parte verde claro)

  • 60 ml de vino blanco, caldo limpio o agua

  • 1 C de mostaza de Dijon

  • sal y pimienta

  • Sebo de ternera, aceite de oliva virgen extra u otra grasa que soporte bien las altas temperaturas.

INSTRUCCIONES

  • Si no lo has pedido en la carnicería, corta la ternera en daditos. Si se lo has pedido, te habrás ahorrado 5-10 minutos 😉 También puedes hacer esta receta con filetes pero me gusta mucho que se impregnen bien los dados con la salsa.

  • Pica el puerro en trocitos menudos.

  • Unta bien de sebo una sartén caliente y echa los dados de ternera. Dóralos con el fuego al máximo pero que queden bien rojos por dentro. Retira y reserva.

  • En la misma sartén, añade grasa y sofríe el puerro picado (3-4 minutos). Cuando empiece a estar un poquito dorado, echa el vino. Deja que se evapore el alcohol (1 minuto) y añade la cucharada grande de mostaza de Dijon. Remueve bien (30 segundos) y vuelve a echar los dados de ternera por unos 2-3 minutos.

  • Salpimienta y ¡a degustar!

Focaccia de lino sin gluten

Esta receta es una alternativa a mi receta del pan de lino. Es más ligera y más dulce pero el contraste de las aceitunas le queda genial. Aunque también puedes sustituirlas por pasas y nueces y está buenísima igualmente.

La receta original lleva también 2 C (cucharadas soperas) melaza de caña, pero la verdad es que con todo el azúcar añadido que tomamos hoy en día es mucho mejor no usarla. El sabor es igual de bueno.

focaccia_sin_cereales_sin_gluten_sin_lacteos.JPG

Focaccia de lino (paleo: sin gluten, ni cereales ni lácteos)

INGREDIENTES

  • 240 g de semillas de lino molidas

  • 3 huevos

  • 180 ml de caldo limpio (o agua)

  • 3 c de romero

  • zumo de 1/2 limón

  • 4 C de aceite de oliva virgen extra

  • un puñado de aceitunas sin hueso cortadas (unos 70 g)

  • 1/2 c de bicarbonato

  • 1 c de sal (para espolvorear)

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 180 ºC y forra un molde rectangular con papel de horno. Yo prefiero que sea bajo (la mitad de alto que el típico molde de cake) pero vale cualquiera que tengas.

  • Mezcla todos los ingredientes (salvo 1 c de romero y la sal) muy bien en un cuenco grande y viértelo en el molde forrado con papel. Espolvorea de sal y romero.

  • Hornea unos 30-40 minutos, según la potencia de tu horno.

  • Retira del horno y deja enfriar sin el papel, encima de una rejilla. Templado también está muy rico.

Trufas caseras

Fácil, rápida y rica. Así son las trufas caseras. Con un sabor más original y menos pesadas que las que compramos por ahí. Pruébalas y dime qué te parecen.

 
trufas_caseras.JPG
 

Trufas caseras

INGREDIENTES

  • 100 g de almendras en polvo

  • 100 g de dátiles deshuesados

  • 100 g de chocolate negro (80%)

  • semillas de sésamo negro para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Pon el chocolate a derretir en una cacerola pequeña.

  • Tritura los dátiles (deshuesados) y mézclalos con la almendra en polvo muy bien.

  • Cuando el chocolate esté derretido, añade la mezcla de dátiles y almendra en polvo.

  • Haz bolitas y cúbrelas de cacao, coco rallado, semillas de sésamo o lo que más te guste.

CONSEJOS

  • Puedes guardarlas en el congelador sin cubrirlas de coco, cacao o lo que sea y sacarlas un par de horas antes de tomarlas. Cúbrelas cuando vayas a comerlas.

Hummus de zanahoria al curry

Esta receta es sencillísima e infalible. Todavía no ha habido una persona a quien no le haya gustado. Aunque tal vez seas tú la primera. 😆 El dulzor de la zanahoria se contrasta con el zumo de limón y el cóctel de especias le da sabor y propiedades muy beneficiosas: la cúrcuma, por ejemplo, está demostrado que tiene efectos antiinflamatorios iguales al ibuprofeno y es tan eficaz como el diclofenaco para personas con artritis reumatoide (estudio). Si además la combinas con la primienta negra, estarás aumentando sus propiedades de manera exponencial.

Una vez al año, no hace daño. Normalmente no aconsejo pelar los productos vegetales ecológicos pero en este caso, si quieres que te quede un color naranja fuerte y puro es mejor pelar las zanahorias y la cúrcuma. 

 
hummus_zanahoria_curry.JPG
 

Hummus de zanahoria al curry

INGREDIENTES

  • 350 g de zanahorias peladas (unos 480 g sin pelar)

  • 3 C de aceite de oliva virgen extra

  • 1 trocito de cúrcuma fresca pelada

  • 3 C de zumo de limón

  • 1/2 diente de ajo (no muy grande)

  • 1 c de curry no picante

  • sal y pimienta

  • semillas de sésamo negro para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Pela y corta las zanahorias en 4-5 trozos.

  • Añade todos los demás ingredientes y tritura hasta que consigas la textura deseada. Tendrás que menear la batidora de vaso o mover bien la de brazo para que se mezcle todo bien y se quede triturado. Si fuese necesario, puedes ir añadiendo un poquito de agua hasta que esté todo bien triturado.

  • Decora con las semillas de sésamo negro.

Mung dahl de judías amarillas partidas

La receta que os traigo hoy es una versión de la cocina tradicional india. El ingrediente clave son las judías mungo amarillas partidas, fundamentales en la cocina india y en su medicina Ayurveda, la más antigua del mundo. Una de las razones principales por las que se usa esta legumbre es porque prácticamente no produce gases. No por nada lleva siglos usándose como ingrediente clave en una receta casera (kitchari) tanto para los niños cuando empiezan a comer sólidos como para personas convalecientes por su ligereza y beneficios digestivos (gracias a la gran cantidad de especias entre otras cosas) y por su aporte en nutrientes.

 
Mung_Daal_dahl_amarillas_yellow.jpg
 

Mung Dahl de judías amarillas partidas

INGREDIENTES

  • 1,5 l de caldo limpio o agua.

  • 200 g de judías mungo amarillas partidas

  • 1 C de comino en polvo

  • 1 C de cúrcuma en polvo

  • 2 c de cilantro en polvo

  • 6 vainas de cardamomo aplastadas

  • guindilla seca al gusto (opcional)

  • 1 C de ghee o aceite de coco virgen extra

  • 4 cebollas grandes

  • 6 dientes de ajo

  • 2 trozos de jengibre fresco (unos 80 g) rallado o picadito

  • 4 zanahorias grandes en daditos

  • 2 tallos de apio en daditos

  • 1 o 2 c de sal marina o del Himalaya

  • 1 c de pimienta

  • 3 puñados de cilantro fresco (tallos picados y hojas enteras)

  • 8 puñados grandes de verdura de hoja verde de temporada: espinaca, acelga (solo lo verde), berza (solo lo verde), etc.

  • zumo de 1 limón

INSTRUCCIONES

  • Lleva el caldo a ebullición en una olla grande y tápalo. Añade las judías amarillas partidas y deja hervir a fuego medio, con la tapa puesta, unos 20 minutos.

  • Mientras, tuesta ligeramente (1 minuto o hasta que suelten sus aromas) las especias en una sartén mediana ya caliente. Añade ahora la guindilla si la usas.

  • Echa el ghee o el aceite de coco en la sartén y sofríe la cebolla con las especias durante unos 10 minutos o hasta que la cebolla esté blandita (remueve de vez en cuando).

  • Añade ahora el ajo y el jengibre y sofríe 5 minutos más. Una vez listo, reserva unas 6 cucharadas soperas para decorar al final.

  • En la olla, tras los 20 minutos de cocción de las judías, echa las zanahorias en dados, los tallos de cilantro picados y la mezcla de cebolla, ajo, jengibre y especias de la sartén (excepto las 6 cucharadas que has reservado).

  • Corta las verduras en tiras (salvo las espinacas: las baby van enteras y las normales, rotas a mano en trozos grandes). Añade más caldo o agua si es necesario y remueve bien desde el fondo de la olla. Si usas hojas verdes duras como berza, kale o repollo, échalas ahora. Si usas espinacas o acelgas u otra verdura fina, no las eches hasta 5 minutos antes de servir.

  • Termina añadiendo el zumo de limón y volviendo a remover.

  • Al servir, adorna con una cucharada de cebolla y especias, hojas de cilantro y una rodaja de limón.

Chai: el auténtico té indio casero (también sin lácteos)

Para hacer el delicioso té indio chai, el chai masala más exactamente, necesitas al menos 5 especias. Digo al menos porque hay versiones y variaciones según la zona y tantas recetas como familias en la India. De hecho hablaré también de otras 3 especias que suelen usarse.

 
Foto de  Faith Durand

Foto de Faith Durand

 

La palabra chai quiere decir  y masala o massala, mezcla de especias. La especia reina es el cardamomo, con esa fragancia inconfundible. Las otras cuatro principales son:

  • la canela en rama: aporta dulzor y calidez;
  • el hinojo en semillas: da un toque ligeramente anisado;
  • el jengibre fresco: infunde intensidad y una nota de frescor;
  • la pimienta negra en grano: potencia el lado picante.

Pero también podemos añadir estas otras:

  • clavo entero: con su intensidad inconfundible;
  • cilantro en semillas: suave y dulce con un toque cítrico;
  • anís estrellado: el sabor anisado por excelencia y más fuerte que el del hinojo.

Chai auténtico

INGREDIENTES

  • 180 ml agua
  • 60 ml de leche (o agua o bebida vegetal sin edulcorantes)
  • 2 vainas de cardamomo (machacadas)
  • 2-3 finas rodajas de jengibre fresco (con piel si es ecológico)
  • 1-2 ramitas de canela (del tamaño de medio pulgar o algo menos cada una)
  • 1/4 c de hinojo en semillas
  • 2-3 granos de pimienta negra
  • 1 c y 1/2 de hojas de té negro (Assam o Ceylon; si no, English Breakfast)
  • miel al gusto

INSTRUCCIONES

  • Pon en un cazo el agua y la leche. Antes de que hierva, añade el cardamomo, el jengibre, la canela, el hinojo y la pimienta. Hierve a fuego bajo durante unos minutos, hasta que desprenda olor. 
  • Cuando ya hierve, añade las hojas de té y deja hervir a fuego lento durante 1 minuto; después apaga el fuego y déjalo reposar otros 2 minutos.
  • Cuélalo y endulce a tu gusto.

CONSEJOS

  • En la versión con agua o leche vegetal, para darle más consistencia, puedes añadir unos 100 g de anacardos (en remojo toda la noche o en agua hirviendo 1 hora) y mezclarlo bien en la batidora.
  • Para un toque todavía más larpeiro o goloso, añade un poco de crema de coco montada o de nata montada si toleras bien los lácteos. Échale un poquito de canela por encima y a degustar.

Chai masala con anís

INGREDIENTES

  • 180 ml agua
  • 180 ml de leche (o agua o bebida vegetal)
  • 2-4 vainas de cardamomo (machacadas)
  • 1-2 rodajas finas de jengibre fresco (con piel si es ecológico)
  • 1 rama de canela (del tamaño de medio pulgar o algo menos)
  • 1 estrella de anís
  • 1 c y 1/2 de hojas de té negro (Assam o Ceylon; si no, English Breakfast)
  • miel al gusto

INSTRUCCIONES

  • Pon en un cazo el agua con el cardamomo, el jengibre, la canela y el anís. Hierve a fuego bajo durante unos minutos, hasta que desprenda olor. 
  • Añade la leche y las hojas de té y deja hervir a fuego lento durante 1 minuto; después apaga el fuego y déjalo reposar otros 2 minutos.
  • Cuélalo y endulce a tu gusto.