snack

Guacamole de manzana

Guacamole de manzana

La compota de manzana es uno de los alimentos básicos de mi nevera. La puedes congelar, así que te recomiendo coger 4-5 manzanas (puedes aprovechar las que se estén quedando pochas), pelarlas, quitarles el corazón y dejarlas a fuego bajo. En 20 minutos tienes la compota lista. Además de súper fácil de preparar, de estar muy rica y de servir para endulzar de manera natural, es un gran prebiótico, es decir, que alimenta a las bacterias beneficiosas (los probióticos).

Esta receta es perfecta para quienes les gusta desayunar dulce, como merienda o casi hasta de postre. El toque de los tomates deshidratados es crucial.

 guacamole

Guacamole de manzana

INGREDIENTES

  • 1 aguacate
  • 80 g de compota de manzana
  • zumo de 1/2 limón
  • 3-4 tomates deshidratados
  • 1 c de miel
  • 1/2 c de ajo en polvo
  • 3 C de AOVE
  • sal y pimienta

INSTRUCCIONES

  • Corta los tomates deshidratados en trocitos pequeños.
  • Pela y machaca el aguacate con un tenedor.
  • Mezcla bien todos los ingredientes.
  • Puedes adornar con un poco de cilantro picado y trocitos de tomate y pimiento crudos.

Revuelto de frutos secos con especias

Este revuelto (o granola) de frutos secos con especias es infalible. ¿Sabes lo de abrir una bolsa de patatas fritas y no poder parar? Pues lo mismo ocurre cuando abro este bote. 🙈 La diferencia es que esto es hecho en casa, así que nosotros controlamos los ingredientes. ¿Lo mejor? Que puedes jugar con las especias y sorprender a tus amigos (y a tu paladar) en cada nueva visita. 

Esta mezcla lleva 4 frutos secos distintos (almendras, nueces, avellanas y cacahuetes) pero puedes cambiarlos por otros que te gusten más o por semillas. Por cierto, como curiosidad, los cacahuetes no son frutos secos sino legumbres como los garbanzos o las lentejas. 

 
granola-salada-frutos-secos.JPG
 

Revuelto de frutos secos con especias

INGREDIENTES

  • 100 g de cada: almendras, nueces, avellanas y cacahuetes en este caso. 
  • 2 C de AOVE
  • 1 C y 1/2 de miel o sirope de arce
  • 2 c de sal
  • 1 c de pimentón dulce
  • 2 c de comino en polvo
  • 1 pizca de cayena o pimentón picante

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 180 ºC.
  • Rompe las nueces en trozos más pequeños. El resto de frutos secos pueden ir enteros o puedes romperlos un poco también. Yo solo troceo las nueces.
  • Mezcla bien todos los ingredientes en un cuenco grande.
  • Colócalos en una bandeja de horno sobre una hoja de papel sulfurizado y hornea durante 10 minutos. A los 5 minutos remuévelos para que se hagan por todos lados y no se quemen.
  • Déjalos enfriar fuera del horno. Al llegar a temperatura ambiente la miel y el aceite se secarán y quedarán relativamente pegados unos a otros.
  • Conserva en un recipiente hermético fuera de la nevera hasta 7 días.

Hummus de garbanzos

Sencillo, rápido, eficaz. Así es el tradicional hummus de garbanzos. Lo puedes conservar 3-4 días en la nevera o congelarlo y tenerlo listo para picoteo cuando viene gente a casa. ¡Triunfa siempre! Y yo aconsejo tomarlo con crudités (trocitos de verduras crudas) de pimiento rojo, apio, colirrábano, zanahoria, etc.

Al tomarlo con el pimiento rojo crudo, que tiene más vitamina C que la naranja, absorberás mucho mejor el hierro de los garbanzos. Además, el tahini o puré de sésamo aporta una buena cantidad de calcio. Pero esto solo son detalles sin importancia comparados con el sabor.  

 
hummus-garbanzos.jpg
 

Hummus de garbanzos

INGREDIENTES

  • 240 g de garbanzos cocidos
  • 1 C bien colmada de tahini (puré de sésamo)
  • zumo de 1/2 limón
  • 1/3 diente de ajo (no muy grande)
  • sal y pimienta
  • pimentón dulce y un chorrito de AOVE para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Si son secos, pon los garbanzos a remojo la noche anterior con una cucharadita de bicarbonato (el triple de agua que de garbanzos). Cuece los garbanzos en abundante agua hasta que estén blandos (desde 20 minutos con la olla a presión hasta 2 horas en una olla convencional). No eches la sal hasta el final o se te quedarán duros. No tires el agua de cocción.
  • Añade todos ingredientes y tritura hasta que consigas la textura deseada. Si fuese necesario, puedes ir añadiendo un poquito de agua de cocer los garbanzos hasta que esté todo bien triturado.
  • Decora con pimentón dulce y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Trufas caseras

Fácil, rápida y rica. Así son las trufas caseras. Con un sabor más original y menos pesadas que las que compramos por ahí. Pruébalas y dime qué te parecen.

 
trufas_caseras.JPG
 

Trufas caseras

INGREDIENTES

  • 100 g de almendras en polvo
  • 100 g de dátiles deshuesados
  • 100 g de chocolate negro (80%)
  • semillas de sésamo negro para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Pon el chocolate a derretir en una cacerola pequeña.
  • Tritura los dátiles (deshuesados) y mézclalos con la almendra en polvo muy bien.
  • Cuando el chocolate esté derretido, añade la mezcla de dátiles y almendra en polvo.
  • Haz bolitas y cúbrelas de cacao, coco rallado, semillas de sésamo o lo que más te guste.

CONSEJOS

  • Puedes guardarlas en el congelador sin cubrirlas de coco, cacao o lo que sea y sacarlas un par de horas antes de tomarlas. Cúbrelas cuando vayas a comerlas.

Hummus de zanahoria al curry

Esta receta es sencillísima e infalible. Todavía no ha habido una persona a quien no le haya gustado. Aunque tal vez seas tú la primera. 😆 El dulzor de la zanahoria se contrasta con el zumo de limón y el cóctel de especias le da sabor y propiedades muy beneficiosas: la cúrcuma, por ejemplo, está demostrado que tiene efectos antiinflamatorios iguales al ibuprofeno y es tan eficaz como el diclofenaco para personas con artritis reumatoide (estudio). Si además la combinas con la primienta negra, estarás aumentando sus propiedades de manera exponencial.

Una vez al año, no hace daño. Normalmente no aconsejo pelar los productos vegetales ecológicos pero en este caso, si quieres que te quede un color naranja fuerte y puro es mejor pelar las zanahorias y la cúrcuma. 

 
hummus_zanahoria_curry.JPG
 

Hummus de zanahoria al curry

INGREDIENTES

  • 350 g de zanahorias peladas (unos 480 g sin pelar)
  • 3 C de aceite de oliva virgen extra
  • 1 trocito de cúrcuma fresca pelada
  • 3 C de zumo de limón
  • 1/2 diente de ajo (no muy grande)
  • 1 c de curry no picante
  • sal y pimienta
  • semillas de sésamo negro para decorar (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Pela y corta las zanahorias en 4-5 trozos. 
  • Añade todos los demás ingredientes y tritura hasta que consigas la textura deseada. Tendrás que menear la batidora de vaso o mover bien la de brazo para que se mezcle todo bien y se quede triturado. Si fuese necesario, puedes ir añadiendo un poquito de agua hasta que esté todo bien triturado.
  • Decora con las semillas de sésamo negro.