especias

Templado de piña y arándanos a la cúrcuma

piña, arándanos, aceite de coco, cúrcuma

Templado de piña y arándanos a la cúrcuma

INGREDIENTES

  • 1 rodaja de piña fresca cortada en daditos pequeños

  • 1 puñado de arándanos congelados

  • 1 C de aceite de coco virgen

  • 1 c de cúrcuma en polvo

  • 1/2 c de canela

  • 1 pizca de jengibre en polvo (opcional)

  • 1 pizca de pimienta negra (potencia las propiedades de la cúrcuma)

INSTRUCCIONES

  • Pon los dados de piña, los arándanos y la cucharada sopera de aceite de coco en un cuenco y caliéntalo en el microondas 1 minuto y medio a potencia máxima. Si tu microondas es muy potente quizás te llegue con 1 minuto, pero lo bueno de este plato es que esté templado.

  • A continuación añade las especias y remueve bien para que se mezcle todo.

Revuelto de frutos secos con especias

Este revuelto (o granola) de frutos secos con especias es infalible. ¿Sabes lo de abrir una bolsa de patatas fritas y no poder parar? Pues lo mismo ocurre cuando abro este bote. 🙈 La diferencia es que esto es hecho en casa, así que nosotros controlamos los ingredientes. ¿Lo mejor? Que puedes jugar con las especias y sorprender a tus amigos (y a tu paladar) en cada nueva visita. 

Esta mezcla lleva 4 frutos secos distintos (almendras, nueces, avellanas y cacahuetes) pero puedes cambiarlos por otros que te gusten más o por semillas. Por cierto, como curiosidad, los cacahuetes no son frutos secos sino legumbres como los garbanzos o las lentejas. 

 
granola-salada-frutos-secos.JPG
 

Revuelto de frutos secos con especias

INGREDIENTES

  • 100 g de cada: almendras, nueces, avellanas y cacahuetes en este caso.

  • 2 C de AOVE

  • 1 C y 1/2 de miel o sirope de arce

  • 2 c de sal

  • 1 c de pimentón dulce

  • 2 c de comino en polvo

  • 1 pizca de cayena o pimentón picante

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 180 ºC.

  • Rompe las nueces en trozos más pequeños. El resto de frutos secos pueden ir enteros o puedes romperlos un poco también. Yo solo troceo las nueces.

  • Mezcla bien todos los ingredientes en un cuenco grande.

  • Colócalos en una bandeja de horno sobre una hoja de papel sulfurizado y hornea durante 10 minutos. A los 5 minutos remuévelos para que se hagan por todos lados y no se quemen.

  • Déjalos enfriar fuera del horno. Al llegar a temperatura ambiente la miel y el aceite se secarán y quedarán relativamente pegados unos a otros.

  • Conserva en un recipiente hermético fuera de la nevera hasta 7 días.