merienda

Tortitas de harina de castaña (sin gluten, sin lácteos, sin cereales)

Yo solía hacer mis tortitas de plátano, pero debo reconocer que esta receta que tomo prestada de Monstre Reus, dietista especializada en hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes está más rica. Sobre todo, que al no llevar plátano es más versátil y se puede usar tanto con dulce como con salado.

Y hablando de su versatilidad, estas tortitas no llevan cereales ni lácteos, así que son aptas para aquellas personas con inflamación y enfermedades crónicas, especialmente con problemas de dolores articulares. La base de las tortitas es la harina de castaña, un producto muy extendido en Galicia y en prácticamente toda la Península Ibérica. Es cierto que esta harina no es barata, pero la calidad de los hidratos de carbono que aporta para mí lo justifica. Por otro lado, si no tienes ninguna patología autoinmune, puedes utilizar otra harina integral más barata. Personalmente, prefiero opciones sin gluten como la harina de trigo sarraceno (también llamado alforfón) pero desde luego recomiendo la avena, la espelta y el centeno (siempre integrales) antes que el trigo.

Bueno, basta de rollos. Vamos allá. Espero que te guste la receta y que la pruebes esta misma semana: desayuno, merienda, cena… Tú eliges. 😛

pancake, castañas, sin gluten

Tortitas de harina castaña

INGREDIENTES

  • 2 C grandes de harina de castañas

  • 1 huevo ecológico batido

  • 1 pizca de canela

INSTRUCCIONES

  • Bate bien el huevo e incorpora las dos cucharadas soperas de harina de castañas y la canela. Remueve bien y añade un poco de agua (caldo o bebida vegetal) si las consistencia es demasiado espesa (debería ser como miel líquida más o menos).

  • Echa un poco de AOVE en una sartén antiadherente, deja que se caliente a fuego medio-alto y vierte entonces la mezcla. Extiéndela bien por toda la sartén para que no quede demasiado gruesa. Tapa y deja 4-5 minutos o hasta que salgan burbujitas por arriba. Dale la vuelta y deja 3-4 minutos más.

  • Puedes usarla como wrap para meterle pollo y verduras o como en mi foto del desayuno acompañada de fruta. Me gusta acompañar este desayuno de una buena taza de caldo limpio o un huevo a la plancha, para añadir más proteína de calidad y conseguir una mezcla de dulce y salado que sea más saciante.