sin cereales

Fiambre de pollo casero

Este fiambre casero es lo mejor para cenas y desayunos rápidos. Te aguanta 4-5 días en la nevera sin problema. Pruébalo porque no te vas a arrepentir. Cada vez que lo hagas puedes darle toques distintos con hierbas y especias o incluso añadiendo aceitunas, frutos secos, etc. Esta vez yo le he puesto trufa.

embutido fiambre sin gluten sin lacteos

Fiambre de pollo casero

INGREDIENTES

  • 800 g de pechuga de pollo picada

  • 300 g de jamón ibérico picado

  • 100 g de foie de oca o pato (opcional pero aporta textura)

  • 2 huevos

  • 1 chorrito de Porto

  • 1 trufa troceada (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 185 ºC.

  • Mezcla todos los ingredientes en un cuenco grande. Puedes hacerlo al principio con una cuchara de palo y al final con las manos. Tiene que quedar todo bien mezclado.

  • Si quieres, puedes dejar varias tiras de pollo enteras para dar texturas y formas distintas que ser verán al cortarlo.

  • Cubre con papel de horno un molde tipo cake y echa la mezcla dentro.

  • Hornea durante unos 45-50 minutos o hasta que el centro esté bien hecho.

Boloñesa de verduras con coliarroz

boloñesa, coliarroz, sin gluten, paleo, sin cereales

Boloñesa de verduras con coliarroz

INGREDIENTES

Para la boloñesa:

  • 500 g de ternera picada

  • 1 cebolla picada

  • 1 diente de ajo picado

  • 1 berenjena en daditos

  • 1 calabacín en daditos

  • 750 g de tomate troceado (no triturado)

  • 250 g de garbanzos cocidos (opcional)

  • AOVE

  • orégano seco

Para el coliarroz:

  • 1/2 coliflor (solo la parte blanca)

  • 2 dientes de ajo

  • sal marina y pimienta negra

  • 2 hojas de laurel

  • 2 C de AOVE

INSTRUCCIONES

Para la boloñesa:

  • Pica la cebolla, el diente de ajo, el calabacín y la berenjena (con piel). Póchalos con 3 cucharadas soperas de AOVE hasta que estén blanditos y se reduzca (unos 15 min.).

  • Añade ahora la carne picada y remueve hasta que no se vea nada rosita.

  • Ahora es el momento de añadir los garbanzos cocidos (opcional).

  • Echa el tomate troceado (de lata vale pero no triturado y cuidado que no lleve azúcar añadido) y remueve bien. Deja que se evapore un poco el líquido (unos 5-10 min.).

  • Añade orégano al gusto (2-3 cucharadas soperas).

  • Ajusta de sal y pimienta negra.

Para el coliarroz:

  • Lava la coliflor y, cruda, rállala con la parte gruesa del rallador (o en el 4 en la Thermomix). Pela el tronco si quieres rallarlo, ya que es muy leñoso y fibroso.

  • Pon 2 cucharadas soperas de AOVE en una sartén y sofríe ligeramente los dientes de ajo picados y las hojas de laurel. Ahora saltea 2-3 minutos el brocolirroz, solo para que se caliente (no mucho tiempo que se queda blandurrio). Añade por encima la boloñesa y ¡listo! Puedes espolvorear un poco de queso curado tipo parmesano o levadura nutricional.

Tortitas de boniato con “nata” sin lácteos

tortitas paleo coco nata pancakes sin gluten sin lacteos sin lactosa

Tortitas de boniato con “nata” sin lácteos

INGREDIENTES

Para las tortitas:

  • 150 g de boniato asado o al vapor

  • 2 huevos

  • 3 C de almendra en polvo

  • 1/2 c de bicarbonato

  • 1 c de zumo de limón

  • 1/4 c de canela

  • 1/4 c de cúrcuma

  • 1 pizca de pimienta negra

Para la “nata” sin lácteos:

  • 150 g de anacardos que pones a remojo 1 hora en agua caliente (o toda la noche agua del tiempo)

  • 125-150 g de crema de coco (la parte sólida de la lata)

  • el zumo de 1/2 limón o algo más (ve probando)

  • 1 cucharadita de miel (opcional)

INSTRUCCIONES

Para las tortitas:

  • Tritura todos los ingredientes para hacer la masa.

  • Pon una sartén antiadherente a fuego medio (cuidado que se queman con facilidad) con un poco de AOVE o aceite de coco virgen.

  • Con una cuchara sopera, echa pequeñas tortitas, tápalas y déjalas unos 3-4 minutos o hasta que veas que se despegan fácilmente con ayuda de una espátula.

  • Dales la vuelta y deja 2-3 minutos más ya sin tapar.

Para la “nata” sin lácteos:

  • Tritura todo y añade más crema de coco si te ha quedado muy líquido o más agua de la lata si está muy sólido. Ajusta de limón y miel y tritura de nuevo.

  • Tendrá una consistencia más densa después de varias horas en la nevera.

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

Con este frío, apetece mucho un chocolate caliente a la taza. No suelo tomarlo mucho pero sé que a algunas personas les encanta. Así que aprovechando que en Reyes estuve buscando una receta sin lácteos y sin gluten (hay quien lo espesa con harina pero prefiero reducir las harinas), aquí os la traigo. Como veis, tiene una textura muy untuosa y sin grumos. Tampoco tiene casi azúcar añadido: la clave está en que se utiliza boniato asado para espesar y endulzar. El azúcar que lleva es el que contiene el propio chocolate que uso para hacerlo.

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

INGREDIENTES (para 3-4 tazas)

  • 1 boniato asado pequeño

  • 150 g de chocolate negro 85% (añade más cantidad si queda poco chocolateado o también puedes añadir cacao en polvo si no quieres endulzar más)

  • bebida vegetal, leche o agua hasta conseguir consistencia

  • 1 pizca de canela

  • 1 pizca de sal sin refinar

INSTRUCCIONES

  • Necesitas tener un boniato asado. Para ello, corta el boniato en dos a lo largo y ásalo en el horno a 185 ºC durante 40 minutos. Aprovecha para asar más cantidad y otras verduras (calabaza, pimientos, etc.).

  • Añade el boniato (sin piel), el chocolate y la bebida que prefieras en un cazo y calienta a fuego medio. Incorpora más bebida si queda poco líquido o demasiado fuerte. Añade la canela y la sal. ¡Listo!

Tortitas de harina de castaña (sin gluten, sin lácteos, sin cereales)

Yo solía hacer mis tortitas de plátano, pero debo reconocer que esta receta que tomo prestada de Monstre Reus, dietista especializada en hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes está más rica. Sobre todo, que al no llevar plátano es más versátil y se puede usar tanto con dulce como con salado.

Y hablando de su versatilidad, estas tortitas no llevan cereales ni lácteos, así que son aptas para aquellas personas con inflamación y enfermedades crónicas, especialmente con problemas de dolores articulares. La base de las tortitas es la harina de castaña, un producto muy extendido en Galicia y en prácticamente toda la Península Ibérica. Es cierto que esta harina no es barata, pero la calidad de los hidratos de carbono que aporta para mí lo justifica. Por otro lado, si no tienes ninguna patología autoinmune, puedes utilizar otra harina integral más barata. Personalmente, prefiero opciones sin gluten como la harina de trigo sarraceno (también llamado alforfón) pero desde luego recomiendo la avena, la espelta y el centeno (siempre integrales) antes que el trigo.

Bueno, basta de rollos. Vamos allá. Espero que te guste la receta y que la pruebes esta misma semana: desayuno, merienda, cena… Tú eliges. 😛

pancake, castañas, sin gluten

Tortitas de harina castaña

INGREDIENTES

  • 2 C grandes de harina de castañas

  • 1 huevo ecológico batido

  • 1 pizca de canela

INSTRUCCIONES

  • Bate bien el huevo e incorpora las dos cucharadas soperas de harina de castañas y la canela. Remueve bien y añade un poco de agua (caldo o bebida vegetal) si las consistencia es demasiado espesa (debería ser como miel líquida más o menos).

  • Echa un poco de AOVE en una sartén antiadherente, deja que se caliente a fuego medio-alto y vierte entonces la mezcla. Extiéndela bien por toda la sartén para que no quede demasiado gruesa. Tapa y deja 4-5 minutos o hasta que salgan burbujitas por arriba. Dale la vuelta y deja 3-4 minutos más.

  • Puedes usarla como wrap para meterle pollo y verduras o como en mi foto del desayuno acompañada de fruta. Me gusta acompañar este desayuno de una buena taza de caldo limpio o un huevo a la plancha, para añadir más proteína de calidad y conseguir una mezcla de dulce y salado que sea más saciante.

Crema de boniato con granada

sweet potato, boniato, batata, camote, granada, sopa

Crema de boniato con granada

INGREDIENTES

  • 3 boniatos grandes asados

  • 1 calabaza mediana (1 Kg) asada

  • 1 puerro (parte blanca) picado

  • 250 ml de caldo (o agua)

  • 1 lata de leche de coco (opcional)

  • 2 C de cúrcuma en polvo

  • sal y pimienta negra

  • AOVE

  • 1/2 granada desgranada

  • coco rallado (opcional)

  • pipas de calabaza (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Asa los boniatos y la calabaza en el horno a 185 ºC durante unos 40-45 minutos. Solo pártelos a la mitad, a lo largo, y colócalos con la piel hacia arriba sobre una bandeja con papel de horno.

  • Sofríe el puerro con un poco de AOVE.

  • Echa los boniatos y la calabaza y añade la mitad del caldo. Tritura con una batidora y ve añadiendo caldo si hace falta para ajustar la textura. Si vas a añadir la leche de coco, necesitarás menos caldo (o agua).

  • Incorpora ahora la leche de coco, la cúrcuma y salpimienta. Vuelve a batir y ya tienes tu crema lista.

  • Decora con la granada, las pipas de calabaza ligeramente tostadas en una sartén y el coco rallado.

Verduras 3 en 1

Hoy quería recordarte la importancia de organizarse en la cocina, de estar preparado y, sobre todo, de tener imaginación para ahorrarte trabajo al cocinar. Espero que esta “receta” te sirva de inspiración para otras muchas que se te puedan ocurrir a ti utilizando este “método”.

Como ves en la foto, el primer plato son solo verduras y hortalizas; al segundo, le añadimos el pollo mechado y la mezcla de especias; y al tercero, le echamos la leche de coco. Tres platos en uno cocinando solo una vez.

Sé que suena muy obvio, pero el primer paso para comer saludable es estar preparado y organizarse: tener la despensa, la nevera y el congelador llenos de comida que te ayude a conseguir tus objetivos. En este caso, pude improvisar porque tenía guisantes y brócoli congelados, una lata de leche de coco y varias especias.

Verduras 3 en 1

INGREDIENTES

  • 1 cebolla morada en rodajas

  • 1 zanahoria en rodajas

  • 250g de guisantes (valen congelados)

  • 300g de brócoli (vale congelado)

  • pollo mechado

  • 1 lata de leche de coco

  • curry o la mezcla de especias que te guste

  • sal y pimienta

  • caldo de pollo (o agua)

INSTRUCCIONES

  • Saltea la cebolla en un fondo de AOVE hasta que esté transparente. Utilizo la cebolla morada para darle color y aporta nutrientes distintos, pero puedes usar otra o lo blanco del puerro.

  • Añade la zanahoria y saltea otros 5 minutos.

  • Incorpora los guisantes y el brócoli (estos eran congelados). Echa 1/2 vaso de caldo (o agua), tapa y cuece las verduras hasta que alcancen el punto que te guste. Yo prefiero dejarlas un poco crujientes y que no pierdan su color. El caldo le da mucho más sabor y aporta nutrientes muy interesantes, especialmente para tu salud intestinal (sobre todo si lo has dejado cocer suficientes horas para extraer todo el colágeno, otros aminoácidos y los minerales de los huesos).

  • ¡Ya tienes el primer plato! Esta será la base para los otros dos, así que no te olvides de hacer mucha cantidad. Acuérdate de que lo puedes congelar. 😉

  • Ahora vamos al por el segundo: Echa la mezcla de especias (o el curry) y sofríe 1-2 minutos más.

  • Aprovecha el esqueleto del pollo (u otras partes) de haber hecho caldo y deshazlo en tiras (puedes sacar hasta 300 y pico gramos). Vamos a saltearlo con las verduras ya cocinadas. ¡Ya tienes el segundo plato!

  • Y para hacer el tercer y último plato, solo vierte el contenido de una lata de coco (fíjate que los ingredientes sean solo coco —al menos un 60%— y agua). Añade más especias/curry y ajusta de sal y pimienta. ¡Listo: ya tienes tu tercer plato!

¿Te ha gustado este 3 en 1? Con uno solo esfuerzo puedes comer tres veces y cada vez será un plato distinto. Dime qué te ha parecido en los comentarios.

Focaccia de lino

Esta receta es una alternativa a mi receta del pan de lino. Es más ligera y más dulce pero el contraste de las aceitunas le queda genial. Aunque también puedes sustituirlas por pasas y nueces y está buenísima igualmente.

La receta original lleva también 2 C (cucharadas soperas) melaza de caña, pero la verdad es que con todo el azúcar añadido que tomamos hoy en día es mucho mejor no usarla. El sabor es igual de bueno.

focaccia_sin_cereales_sin_gluten_sin_lacteos.JPG

Focaccia de lino

INGREDIENTES

  • 240 g de semillas de lino molidas

  • 3 huevos

  • 180 ml de caldo limpio (o agua)

  • 3 c de romero

  • zumo de 1/2 limón

  • 4 C de aceite de oliva virgen extra

  • un puñado de aceitunas sin hueso cortadas (unos 70 g)

  • 1/2 c de bicarbonato

  • 1 c de sal (para espolvorear)

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 180 ºC y forra un molde rectangular con papel de horno. Yo prefiero que sea bajo (la mitad de alto que el típico molde de cake) pero vale cualquiera que tengas.

  • Mezcla todos los ingredientes (salvo 1 c de romero y la sal) muy bien en un cuenco grande y viértelo en el molde forrado con papel. Espolvorea de sal y romero.

  • Hornea unos 30-40 minutos, según la potencia de tu horno.

  • Retira del horno y deja enfriar sin el papel, encima de una rejilla. Templado también está muy rico.

Galletas de calabaza y chocolate (sin gluten, cereales ni lácteos)

El dulzor y el color de la calabaza hacen que sean unas de mis galletas favoritas. Además, la textura es casi crujiente, lo cual es todo un logro teniendo en cuenta que no llevan harinas ni cereales.

 
galletas_cookies_calabaza_1.JPG
 

Galletas de calabaza y chocolate

TIEMPO TOTAL: 30 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 60 g calabaza (en puré)

  • 60 g almendra en polvo

  • 60 g almidón de tapioca

  • 30 g aceite de coco virgen extra (derretido)

  • 60-80 g de chocolate negro (70-85%) en trocitos

  • 1-2 C de miel (según lo dulce que te gusten)

  • 1 c bicarbonato

INSTRUCCIONES

  • Saca la bandeja y la rejilla del horno. Pon papel de horno en la bandeja.

  • Precalienta el horno a 190 ºC.

  • Pica el chocolate en trocitos (no minúsculos) y resérvalo.

  • Mezcla bien el resto de ingredientes con una cuchara o con las varillas de la batidora. Ahora añade los trocitos de chocolate y mezcla un poco.

  • Coge cantidades equivalentes a una cucharada y media o una cucharada muy colmada de la mezcla, ponlas en la bandeja con papel de horno y dales la forma que te guste. A mí me gusta que queden como en la imagen, con algo de grosor. Si veis que la mezcla está muy líquida y las galletas se aplastan solas, añadid almendra en polvo hasta conseguir una textura más consistente.

  • Hornea durante 10-20 minutos según la dureza que quieras conseguir. Yo recomiendo apagar el horno tras 15 minutos, cuando empiezan a tostarse, para que no se quemen y las dejo dentro del horno 30 minutos y incluso toda la noche, con la puerta ligeramente entreabierta para evitar la condensación, y así se quedan crujientes con el calor residual. ¡Tachán!

Bizcocho de chocolate y aguacate (sin gluten, cereales ni lácteos)

Llámalo bizcocho, brownie o tarta. Lo importante es que es de chocolate y ¡está increíble! Y si además no tiene harinas ni lácteos, se convierte en un postre para comer sin sentirse culpable, o un poquito menos. 😅  Que sea un postre sano no quiere decir que tengas que comer todos los días. Más no es mejor.

 
chocolate, almond and avocado cake.JPG
 

Bizcocho de chocolate y aguacate

TIEMPO TOTAL: 60 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 200 g aguacate

  • 3 C aceite de coco virgen extra (derretido)

  • 1 c extracto de vainilla (opcional)

  • 40 g crema de coco (la que se forma en la parte superior de las latas de leche de coco cuando la dejas en al nevera una noche)

  • 3 C miel

  • 2 huevos

  • 60 g nueces (pecanas si tienes)

  • 230 g almendra blanca en polvo

  • 20 g cacao en polvo

  • 40 g de chocolate negro (70-85%)

  • 1 c bicarbonato

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 180 ºC y prepara un molde (me gusta usar uno rectangular tipo cake) con papel de horno.

  • Mete en la batidora el aguacate, el aceite de coco, la vainilla, la crema de coco, la miel y los huevos y bate todo bien, hasta que se forme una crema suave.

  • Pica las nueces y el chocolate y añade todo en un cuenco grande con la almendra en polvo, el cacao y el bicarbonato.

  • Ahora incorpora la mezcla del aguacate en los ingredientes secos poco a poco, sin mezclar demasiado pero asegurándote que la crema de coco (la que estaba en la nevera) está bien derretida y mezclada con el resto de ingredientes.

  • Echa la mezcla en el molde (encima del papel de horno) y hornea durante unos 40 minutos o hasta que lo pinches con un cuchillo fino por el centro y salga prácticamente limpio. Es mejor que quede poco hecho a que se pase y quede seco, así que a los 30 minutos pínchalo y mira qué tal va.

  • Deja reposar el bizcocho en una rejilla unos 15-30 minutos. Está rico templado.

CONSEJOS

  • Se conserva bien en un recipiente hermético en la nevera. Si no te lo comes todo antes.

Chips de kale

La famosa kale, es decir, la berza de toda la vida para los de Galicia (y otras zonas del norte) es el alimento de moda desde hace unos años. Forma parte de la familia de las crucíferas (brócoli, rúcula, coles de Bruselas, repollo, coliflor, grelos, nabo, etc.), unas de las verduras más sanas y con más nutrientes, además de contener los mejores precursores del glutatión, el antioxidante más importante en nuestro cuerpo.

Esta receta puedes usarla cuando te sobre berza o kale, o simplemente cuando quieras tener un snack sano y distinto.

 
chips_kale_3.jpg
 
 
chips_kale_2.jpg
 

 

Chips de kale

TIEMPO TOTAL: 20 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 1 manojo de kale (berza rizada)

  • 2 c de salsa de soja

  • 2 c de aceite de oliva virgen extra

  • zumo de 1/2 limon

  • 1 c de comino en polvo

  • 1 c de cúrcuma en polvo

INSTRUCCIONES

  • Precalentar el horno a 200 ºC.

  • Lava bien el kale. Agarra cada rama por la parte inferior del tallo y desliza apretando de abajo arriba para separar las hojas del tallo. Rompe las hojas trozos del tamaño de patatas fritas de bolsa.

  • En un cuenco, mezcla todos los ingredientes para el aliño y unta bien los trozos de kale. Masajéalo bien con las manos para que se impregne.

  • Espárcelo en una bandeja de horno sobre papel de hornear. Cuanto más separado lo dispongas en el horno, más crujiente quedará.

  • Hornear a 150 ºC unos 20 minutos o hasta que esté crujiente