desayuno

Pan de trigo sarraceno fermentado

Con este pan casero de trigo sarraceno fermentado echarás mucho menos en falta los panes con gluten. El trigo sarraceno es muy rico en proteína comparado con otros cereales y pseudocereales, además de aportar minerales como manganeso, cobre y magnesio y antioxidantes como rutina y quercina.

Este pan está especialmente rico tostado, así que hazlo y congela rebanadas para tus desayunos, meriendas o cenas rápidas.

pan-sarraceno-2.JPG

Pan de trigo sarraceno fermentado

INGREDIENTES

  • 500 g de trigo sarraceno en grano

  • 50 ml de agua (o más si hiciera falta)

  • 1 C de sal sin refinar

  • 1 C y 1/2 de psyllium en polvo

  • 1 C de AOVE

  • harina de trigo sarraceno (para hornear y por si queda muy líquida la masa)

INSTRUCCIONES

  • Lava los granos de trigo sarraceno en un colador bajo el grifo durante unos 3-4 minutos.

  • Colócalos en el vaso de la batidora y llénalo de agua hasta que los cubra 3-4 dedos por encima. Déjalos a remojo toda la noche.

  • Al día siguiente, escurre el agua pero no los enjuagues. Esa capa pegajosa ayuda a triturar y da consistencia a la masa.

  • Añade la sal y empieza a triturar todo en el mismo vaso batidor. Si hace falta, porque no se tritura bien, ve añadiendo agua poco a poco. Quizás no necesites toda el agua. O quizás necesites más. Depende de cuánto líquido pegajoso hayas escurrido antes.

  • Pon la mezcla triturada en un cuenco grande y añade el psyllium y el aceite. Remueve con una cuchara de madera hasta que esté todo bien mezclado. En este punto puedes añadir semillas, pasas, frutos secos, etc. Si la masa queda muy líquida (deberás poder clavar la cuchara de madera y que se quede rígida), añade un poco de harina de trigo sarraceno y mezcla de nuevo.

  • Cubre el bol con un trapo de cocina húmedo y limpio y deja reposar la mezcla durante 12-24 horas a temperatura ambiente o dentro del horno (apagado). Cuando más fermente, más se neutralizarán los antinutrientes y más digestivo será, pero también aumentará el sabor agrio/ácido.

  • Tras 12-24 horas fermentando, precalienta el horno a 175 ºC.

  • Mientras se calienta, espolvorea un poquito de harina de trigo sarraceno sobre una fuente de horno cubierta con papel sulfurizado. Vuelca ahí la masa, que al haber estado en un cuenco ya debería tener forma de hogaza.

  • Espolvorea un poco de harina de trigo sarraceno por encima de la hogaza y haz un corte en forma de cruz para facilitar la cocción y evitar que el pan se abra por otros puntos.

  • Hornea a 175 ºC durante 1h50 min (quizás en tu horno necesite 15-20 minutos menos).

  • Saca el pan del horno y déjalo reposar sobre una rejilla para que la parte inferior no se humedezca y la masa termine de “secarse”. Este pan tiene la consistencia de un pan de centeno tradicional, de masa compacta, y es normal que quede ligeramente húmedo por el centro (lo verás si lo cortas a la mitad). Si lo horneas más para secarlo, quizás te quede demasiado seco y duro.

  • No pasa nada aunque esté húmedo. Te recomiendo que lo cortes todo en tostadas, las congeles y lo tomes siempre recién tostado. ¡Está mucho más rico!

pan-sarraceno-3.JPG

Fiambre de pollo casero

Este fiambre casero es lo mejor para cenas y desayunos rápidos. Te aguanta 4-5 días en la nevera sin problema. Pruébalo porque no te vas a arrepentir. Cada vez que lo hagas puedes darle toques distintos con hierbas y especias o incluso añadiendo aceitunas, frutos secos, etc. Esta vez yo le he puesto trufa.

embutido fiambre sin gluten sin lacteos

Fiambre de pollo casero

INGREDIENTES

  • 800 g de pechuga de pollo picada

  • 300 g de jamón ibérico picado

  • 100 g de foie de oca o pato (opcional pero aporta textura)

  • 2 huevos

  • 1 chorrito de Porto

  • 1 trufa troceada (opcional)

INSTRUCCIONES

  • Precalienta el horno a 185 ºC.

  • Mezcla todos los ingredientes en un cuenco grande. Puedes hacerlo al principio con una cuchara de palo y al final con las manos. Tiene que quedar todo bien mezclado.

  • Si quieres, puedes dejar varias tiras de pollo enteras para dar texturas y formas distintas que ser verán al cortarlo.

  • Cubre con papel de horno un molde tipo cake y echa la mezcla dentro.

  • Hornea durante unos 45-50 minutos o hasta que el centro esté bien hecho.

Tortitas de boniato con “nata” sin lácteos

tortitas paleo coco nata pancakes sin gluten sin lacteos sin lactosa

Tortitas de boniato con “nata” sin lácteos

INGREDIENTES

Para las tortitas:

  • 150 g de boniato asado o al vapor

  • 2 huevos

  • 3 C de almendra en polvo

  • 1/2 c de bicarbonato

  • 1 c de zumo de limón

  • 1/4 c de canela

  • 1/4 c de cúrcuma

  • 1 pizca de pimienta negra

Para la “nata” sin lácteos:

  • 150 g de anacardos que pones a remojo 1 hora en agua caliente (o toda la noche agua del tiempo)

  • 125-150 g de crema de coco (la parte sólida de la lata)

  • el zumo de 1/2 limón o algo más (ve probando)

  • 1 cucharadita de miel (opcional)

INSTRUCCIONES

Para las tortitas:

  • Tritura todos los ingredientes para hacer la masa.

  • Pon una sartén antiadherente a fuego medio (cuidado que se queman con facilidad) con un poco de AOVE o aceite de coco virgen.

  • Con una cuchara sopera, echa pequeñas tortitas, tápalas y déjalas unos 3-4 minutos o hasta que veas que se despegan fácilmente con ayuda de una espátula.

  • Dales la vuelta y deja 2-3 minutos más ya sin tapar.

Para la “nata” sin lácteos:

  • Tritura todo y añade más crema de coco si te ha quedado muy líquido o más agua de la lata si está muy sólido. Ajusta de limón y miel y tritura de nuevo.

  • Tendrá una consistencia más densa después de varias horas en la nevera.

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

Con este frío, apetece mucho un chocolate caliente a la taza. No suelo tomarlo mucho pero sé que a algunas personas les encanta. Así que aprovechando que en Reyes estuve buscando una receta sin lácteos y sin gluten (hay quien lo espesa con harina pero prefiero reducir las harinas), aquí os la traigo. Como veis, tiene una textura muy untuosa y sin grumos. Tampoco tiene casi azúcar añadido: la clave está en que se utiliza boniato asado para espesar y endulzar. El azúcar que lleva es el que contiene el propio chocolate que uso para hacerlo.

Chocolate a la taza (sin lácteos, sin gluten, sin cereales)

INGREDIENTES (para 3-4 tazas)

  • 1 boniato asado pequeño

  • 150 g de chocolate negro 85% (añade más cantidad si queda poco chocolateado o también puedes añadir cacao en polvo si no quieres endulzar más)

  • bebida vegetal, leche o agua hasta conseguir consistencia

  • 1 pizca de canela

  • 1 pizca de sal sin refinar

INSTRUCCIONES

  • Necesitas tener un boniato asado. Para ello, corta el boniato en dos a lo largo y ásalo en el horno a 185 ºC durante 40 minutos. Aprovecha para asar más cantidad y otras verduras (calabaza, pimientos, etc.).

  • Añade el boniato (sin piel), el chocolate y la bebida que prefieras en un cazo y calienta a fuego medio. Incorpora más bebida si queda poco líquido o demasiado fuerte. Añade la canela y la sal. ¡Listo!

Tortitas de harina de castaña (sin gluten, sin lácteos, sin cereales)

Yo solía hacer mis tortitas de plátano, pero debo reconocer que esta receta que tomo prestada de Monstre Reus, dietista especializada en hipotiroidismo y enfermedades autoinmunes está más rica. Sobre todo, que al no llevar plátano es más versátil y se puede usar tanto con dulce como con salado.

Y hablando de su versatilidad, estas tortitas no llevan cereales ni lácteos, así que son aptas para aquellas personas con inflamación y enfermedades crónicas, especialmente con problemas de dolores articulares. La base de las tortitas es la harina de castaña, un producto muy extendido en Galicia y en prácticamente toda la Península Ibérica. Es cierto que esta harina no es barata, pero la calidad de los hidratos de carbono que aporta para mí lo justifica. Por otro lado, si no tienes ninguna patología autoinmune, puedes utilizar otra harina integral más barata. Personalmente, prefiero opciones sin gluten como la harina de trigo sarraceno (también llamado alforfón) pero desde luego recomiendo la avena, la espelta y el centeno (siempre integrales) antes que el trigo.

Bueno, basta de rollos. Vamos allá. Espero que te guste la receta y que la pruebes esta misma semana: desayuno, merienda, cena… Tú eliges. 😛

pancake, castañas, sin gluten

Tortitas de harina castaña

INGREDIENTES

  • 2 C grandes de harina de castañas

  • 1 huevo ecológico batido

  • 1 pizca de canela

INSTRUCCIONES

  • Bate bien el huevo e incorpora las dos cucharadas soperas de harina de castañas y la canela. Remueve bien y añade un poco de agua (caldo o bebida vegetal) si las consistencia es demasiado espesa (debería ser como miel líquida más o menos).

  • Echa un poco de AOVE en una sartén antiadherente, deja que se caliente a fuego medio-alto y vierte entonces la mezcla. Extiéndela bien por toda la sartén para que no quede demasiado gruesa. Tapa y deja 4-5 minutos o hasta que salgan burbujitas por arriba. Dale la vuelta y deja 3-4 minutos más.

  • Puedes usarla como wrap para meterle pollo y verduras o como en mi foto del desayuno acompañada de fruta. Me gusta acompañar este desayuno de una buena taza de caldo limpio o un huevo a la plancha, para añadir más proteína de calidad y conseguir una mezcla de dulce y salado que sea más saciante.

Macedonia de quinoa

Yo suelo tomar esta receta más como merienda, pero la mayoría de la gente prefiere de desayuno. La razón es que me encanta tomar esta macedonia de quinoa con un buen chorro de zumo de naranja para hacerla bien jugosa, pero no tolero la naranja por las mañanas, y menos en zumo; me da mucha acidez. Pero todos somos distintos, así que experimenta y decide.  ;-)

A muchas de mis recetas aconsejo añadir 1 cuacharada de aceite de coco virgen extra o de ghee o incluso aceite de oliva no muy fuerte para aportar grasas saludables. Y también 1 cucharada de semillas de lino molidas para un plus de fibra y omega-3. Tanto las grasas como la fibra, además de sus beneficios intrínsecos y de mantenerte sin hambre más tiempo, ayudan a ralentizar la absorción de los azúcares presentes en las frutas, especialmente en el plátano y las pasas. Una vez más, prueba y decide qué te gusta más a ti. ¡Acaso no es TU desayuno? 

quinoa-fruit-salad.png

Macedonia de quinoa

TIEMPO TOTAL: 8 MINUTOS

INGREDIENTES

  • quinoa ya cocinada

  • 1 naranja

  • 1 mandarina

  • 1/2 plátano

  • 2 C de arándanos azules

  • pasas

  • nueces (u otros frutos secos)

INSTRUCCIONES

  • Si no tienes quinoa ya cocida, lo bueno es que se tarda solo 10 minutos en hacer. Eso sí, si no la has puesto a remojo antes un par de horas, lávala bien para eliminar la saponina.

  • Coloca la quinoa, exprime la naranja y echa el zumo por encima. Añade la fruta y los frutos secos en trocitos y a degustar.

Bol de arándanos con fruta y semillas

Con este bol te harás un desayuno hipernutritivo. Lo bueno es que se hace en un periquete y ninguno de los ingredientes es imprescindible. Recomiendo los arándanos azules por su alto valor nutritivo y múltiples beneficios: increíblemente antioxidantes, ayudan a perder peso, mejoran la salud del cerebro, contrarrestan la inflamación, ayudan en la digestión y a tener una buena salud cardiovascular. Además, su bajo contenido en azúcar contrarresta el del plátano. ¡Y el color es muy bonito!

Los toppings también son a tu elección. Aquí tienes estos pero piensa en coco rallado, almendras en polvo, trocitos de habas de cacao, pipas de girasol, etc.

arandanos_azules.jpg

Bol de arándanos con fruta y semillas

TIEMPO TOTAL: 10 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 2 plátanos maduros pequeños

  • 100-150 g de arándanos azules (frescos o congelados)

  • un puñado de frutos rojos variados (frescos o congelados)

  • leche entera, yogur griego o bebida vegetal a tu gusto o incluso agua.

  • 1 C de aceite de coco virgen extra, ghee o incluso aceite de oliva (grasa saludable)

  • 1 C de semillas de lino molidas (fibra y omega-3)

TOPPINGS

  • Semillas de chia

  • Pasas

  • Pipas de calabaza

  • Semillas de sésamo

INSTRUCCIONES

  • Guarda un plátano troceado y los frutos rojos. Pon todos los demás ingredientes en una batidora y tritura todo hasta alcanzar la textura que te guste. Mezcla el batido con la fruta. Pon por encima los toppings que prefieras. ¡Listo!

Pancakes de plátano

Sigo compartiendo recetas que me parezcan sencillas y que sean sanas, pero sin renunciar al sabor. ¡Cómo mola prepararse unos pancakes en finde después de haber remoloneado bien en la cama! Y si ya los compartes con la familia, amigos o tu pareja... ¡Mmmmm!

Además, esta receta no tiene gluten ni cereales. De hecho, ¡solo tiene 2 ingredientes! Aunque siempre puedes añadir unos copos de avena o unas semillas de lino molidas para darle más consistencia y que te llenen más.

Para acompañar, ponle lo que quieras. Yo no le echo miel ni sirope de arce porque el plátano maduro ya le da suficiente dulzor. Pero esta vez sí le he puesto unas pasas, bayas de Goji, almendras, habas de cacao y un kiwi.

¡Ahí vamos!

banana pancakes.JPG

Pancakes de plátano

TIEMPO TOTAL: 15 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 1 plátano maduro

  • 1-2 huevos camperos

  • aceite de coco virgen extra

INSTRUCCIONES

  • Pon todos los ingredientes en una batidora y tritura todo hasta alcanzar la textura que te guste.

  • Echa un chorrito de aceite de coco en una sartén a fuego medio-alto. Echa una cucharada de la mezcla y deja que se haga bien, hasta que puedas darle la vuelta con una espátula. Al no tener harina, es normal que estén blanditas e incluso que al principio se te rompan. Yo ahora ya le he cogido el truquillo.

Tosta SIN PAN de boniato con aguacate y huevo

A veces las recetas más ricas son las más sencillas o las de siempre con un pequeño cambio. Y eso es lo que te traigo hoy, porque una tosta no tiene nada de novedoso. ¿Pero y si no está hecha con pan, ni siquiera sin gluten? Esta tosta lleva una rebanada de boniato, lo cual añade muchas cositas interesantes para tu salud. Además, pocas cosas hay más nutritivas que los huevos, sobre todo si dejas la yema poco hecha para conservar todos los nutrientes, especialmente las buenas y delicadas grasas que oculta en su interior. 

Me encanta hacerme este plato para cenar porque te deja saciado pero no demasiado lleno para ir a dormir después. Aunque más de una vez también me la he hecho para desayunar y ¡me encanta!

sweet potato toast with egg and guacamole.JPG

Tosta de boniato con aguacate y huevo

TIEMPO TOTAL: 20 MINUTOS

INGREDIENTES

  • 1 huevo

  • 1 rebanada de boniato (con piel)

  • 1/2 aguacate verde

  • 1 C de zumo de limón

  • pimentón

  • aceite de oliva virgen extra (opcional)

  • sal y pimienta

INSTRUCCIONES

  • Corta la rebanada de boniato. Hazlo de manera que sea lo más larga posible. Métela varias veces en el tostador hasta que esté tierna o ponla en la sartén a fuego medio con un poquito de agua y tápala durante 8-10 minutos, así estará tostadita por un lado y tierna por dentro.

  • Por supuesto, también puedes sustituir el boniato por la clásica rebanada de pan, pero te estarás perdiendo todos los beneficios de la batata, además de ser más aburrido.

  • Mientras tanto, machaca el aguacate con un tenedor y añádele el zumo de limón, sal y pimienta. También puedes echarle un chorrito de aceite de oliva y un poco de cebolleta picada (más suave que la cebolla).

  • Solo te queda cocinar el huevo y colocarlo en cima con un poco de pimentón. Yo suelo hacerlo a la plancha para que quede la yema cruda y mantenga todos los nutrientes, pero también puedes poner un huevo escalfado o rodajas de huevo crudo. O incluso una tortilla francesa. ¡Ñam!